Acusaciones a Paul Tanaka y William Carey provocan reacciones positivas

ACLU indica que las acusaciones contra Paul Tanaka son justas porque nadie se encuentra encima de la ley

Dos ex funcionarios de alto rango del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles se entregaron este jueves por la mañana a las autoridades de la FBI después de ser acusado en un tribunal federal.

El ex ayudante del sheriff Paul Tanaka y el ex capitán William "Tom" Carey fueron acusados con cinco cargos, entre ellos conspiración, obstrucción de la justicia y de hacer declaraciones falsas durante una investigación del gran jurado sobre la mala conducta en las cárceles del condado de Los Ángeles.

Ante el hecho, varios activistas y organizaciones en contra de la brutalidad policial han dejado en claro que era necesario que la ley también se implemente con sujetos influyentes como Tanaka y Carey.

Una de estas organizaciones es la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), la cual declaró que con esta paso se le deja saber a la comunidad que nadie está sobre la ley.

“La acusación del ex ayudante del Sheriff, Paul Tanaka y el antiguo capitán William Carey es triste, es un triste pero necesario recordatorio de la historia del Departamento del Sheriff de condonar la violencia. Aunque ahora es la decisión de la corte y un jurado determinar la inocencia o culpabilidad de los señores Tanaka y Carey, lo que está claro es que nadie está por encima de la ley”, declaró Hector Villagra, el director ejecutivo de ACLU del sur de California.

“Ambos hombres han hecho un daño inconmensurable a la reputación del departamento y socavado la confianza pública en los mismos agentes que se supone deben servir y proteger al público. Como señaló el jefe de justicia del Tribunal Supremo, Earl Warren sabiamente: ‘La policía debe obedecer la ley, mientras aplica la ley’. Las acusaciones indican claramente hasta qué punto el departamento del Sheriff tiene que trabajar para recuperar la confianza del público”, agrego Villagra.

Tanaka, ahora el alcalde de Gardena y Carey se rindieron a los agentes del FBI después de ser nombrado en una acusación formal, según el portavoz del Departamento de Justicia Thom Mrozek.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
73°