Local

Los Ángeles pone fin al programa 287 (g)

Los Ángeles extienda su voto sobre una moción que terminaría el programa controversial 287 (g)

La Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles dio por terminado el controversial programa 287 (g), el cual permitía que algunos agentes del Departamento del Sheriff de Los Ángeles actuaran como agentes de inmigración.

Con una cerrada votación de 3-2, los supervisores decidieron que el acuerdo que empezó hace una década con la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), es inefectivo y disminuye la voluntad de la comunidad inmigrante en participar en investigaciones penales y reportar el crimen.

Además, la 287 (g), alegó la junta, requiere el uso de los recursos del condado que podrían ser mejor implementados para mejorar la seguridad pública fuera de las instalaciones de la cárcel.

En octubre del año pasado, la ex supervisora Gloria Molina votó a favor de continuar el acuerdo con ICE mientras que durante su postulación, Hilda Solis y Mark Ridley-Thomas, indicaron su rechazo al programa.

Activistas pro-inmigrantes aseveran que la 287 (g) solamente ha resultado en deportaciones de inocentes como de vendedores ambulantes y los que han sido multados o arrestados por no tener licencia de conducir.

En años recientes, el número de agencias de la ley que aún trabajan en conjunto con ICE, ha disminuido de 75 a 35 en toda la nación. En California, solamente el condados de Orange acata el programa.

No obstante, los supervisores aún tienen el compromiso de “continuar operando” con las agencias federales en las cárceles locales con la orden PEP.

La iniciativa que lleva el nombre de Programa de Control de Prioridad (PEP), fue creada por el presidente Obama el año pasado para reemplazar el programa de Comunidades Seguras.

Bajo Comunidades Seguras, los funcionarios de ICE le pedían a las cárceles mantener encarcelados a los reclusos que pensaban que eran indocumentados, para luego transferirlos a los centros de deportación. Ahora, bajo el nuevo programa, las cárceles solo pueden alertar a los oficiales de ICE sobre las liberaciones de posibles inmigrantes indocumentados.

En la página web de la supervisora Solís, esta indica que “no estamos respaldando plenamente PEP. El programa PEP existe independientemente si estamos de acuerdo en este o no. Nuestra mayor preocupación es mejorar la seguridad pública y si eso significa trabajar para asegurarse de que PEP se implementa con las necesidades únicas de nuestra comunidad, entonces eso es lo que tiene que ocurrir”.

En su declaración, Jim McDonnell, Sheriff del departamento, dijo que dará la bienvenida a la oportunidad de “desarrollar políticas y procedimientos que equilibren adecuadamente tanto la promoción la seguridad pública como el fortalecimiento de la confianza dentro de las comunidades multiétnicas que componen el condado de Los Ángeles”.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
80°