Vuelcan apoyo a favor de joven que lucha con un tumor cerebral

Vuelcan apoyo a favor de joven que lucha con un tumor cerebral

Con ventas de platos de comida y una cuenta en GoFundMe, amigos y familiares de Luis Mario Rodríguez se movilizan para cubrir los gastos médicos del joven, que si se hubiese demorado unos cuantos días sin ir al hospital los fondos serían fúnebres, según relató su progenitora.

Durante dos años y medio, Rodríguez laboró en una empacadora de pollos. Sin embargo, al observar síntomas extraños en su salud dejó de trabajar en septiembre de 2017. Con un futuro por delante y con apenas 27 años de edad, este inmigrante salvadoreño no sabía que tenía un tumor cerebral.

“Caminaba como de lado, la gente decía que andaba tomado”, explicó a HOY, Mariela Zapata, madre del muchacho. “De diciembre para acá bajaba las gradas, pero tenía que sujetarse. No podía levantar cosas pesadas, perdió el equilibrio y un ojo le estaba parpadeando más despacio que otro”, detalló.

A pesar de las dolencias, el joven no quería ir al hospital porque no tenía como pagar; no obstante, por presión de su madre lo llevó a un nosocomio el pasado 26 de enero, cuando fue ingresado y sometido a una cirugía. Desde ese día no ha salido del centro asistencial.

Al realizar esta entrevista telefónica, Zapata comentó que recién le habían llamado del hospital para decirle que le dio fiebre y tenía problemas para respirar. Así que regresó a la unidad de cuidados intensivos, de donde había salido a mediados de febrero.

“El doctor cree que ese tumor lo fue desarrollando desde pequeño y si nos hubiésemos tardado dos semanas más en llevarlo al hospital hubiera muerto”, aseveró la progenitora.

El día que ingresó al centro médico le extrajeron el 80% del tumor, un procedimiento que tomó 16 horas. El 31 de enero le realizaron una segunda cirugía. En este momento tiene tumores cerca de los oídos, pero los especialistas harán un tratamiento con radiación.

Rodríguez sigue hospitalizado y en terapia, y al mismo tiempo los cobros por el servicio médico comenzaron a llegar a su hogar. La primera cirugía será cubierta por el Medicaid de emergencia, pero el resto de exámenes y tratamientos alcanzan en este momento un monto cercano a los $20,000.

Al conocer la noticia, amigos y excompañeros de trabajo de Zapata han expresado su solidaridad, vendiendo desayunos y almuerzos calientes en las instalaciones del consulado de El Salvador en Los Ángeles. Ellos donan el producto y las contribuciones serán entregadas a la familia de Rodríguez.

“La gente puede acercarse y preguntar, pueden aportar comprando el desayuno o donando lo que deseen”, indicó Paola Orellana, empleada consular, detallando que los platos se venden en precios que oscilan en los 8 y 10 dólares, en el horario que va de 7 a 8:30 am.

Con los desayunos, vendidos entre martes y miércoles de esta semana, casi han colectado alrededor de $1,000. Para este viernes 23 de febrero, estarán ofreciendo almuerzos al público que se acerque al consulado. Tendrán yuca con chicharrón, fritada y pepescas para los que deseen ayudar.

“Nosotros nos organizamos y la cónsul general nos dio el aval”, aseguró Any Castillo, una de las responsables de la actividad solidaria y excompañera de Zapata, quien se desempeñó como asistente administrativa durante 22 años en esa institución gubernamental, hasta febrero de 2015.

“Hemos sido compañeras y el cariño que le tenemos está ahí, lo que le pasa a ella nos pasa a nosotros, lo sentimos”, agregó Castillo con la voz entrecortada.

Con la terapia, Rodríguez ha comenzado a recuperar la movilidad del lado derecho de su cuerpo, porque después de la segunda cirugía no podía mover nada. En este momento no puede hablar ni comer por su propia cuenta, tampoco puede respirar por si mismo.

“Ahorita ya ni sé cuánto va”, dijo Zapata, en referencia al incremento diario de los gastos médicos.

La familia, por su parte, ha creado una cuenta en GoFundMe a la que se puede realizar contribuciones al ingresar a este enlace: https://www.gofundme.com/luis-mario-rodriguezs-medical-fun.

Al pedirle un mensaje para las personas altruistas, Zapata no pudo concluir su invitación porque se le hizo un nudo en la garganta. “Se los pido de todo corazón su colaboración en este momento”, concluyó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°