Califican de 'supremacista' el proyecto del senador John Cornyn propuesto para beneficiarios de Daca

Tachan de supremacista la medida que ayudaría a beneficiarios de DACA

Activistas calificaron de supremacista al nuevo proyecto de ley, que tiene la meta de ayudar a los beneficiarios del anulado programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (Daca).

La medida que fue revelada esta semana por el senador John Cornyn (R-TX) y otros cinco republicanos del Senado, la cual viene con políticas antiinmigrantes y no ofrece ningún camino hacia la ciudadanía, sostienen los activistas.

Específicamente, el "Acta SEGURA" les rinde un alivio temporal a los beneficiarios de Daca, pero al mismo tiempo pide más agentes de inmigración para el incremento de deportaciones y para la Patrulla Fronteriza, afirma Noe Labrado, líder de la organización Soñando Juntos.

El organizador pro-inmigrante agrega que el referido proyecto propone una reducción severa de los inmigrantes que un ciudadano puede patrocinar, asimismo aumenta el perfil racial en los estados fronterizos.

Labrado compara el proyecto a un caballo de Troya supremacista y lleno de políticas que destruirán a miles de familias.

A partir de la anulación de Daca por parte del presidente Donald Trump, el Congreso tiene hasta marzo para resolver la situación de los 800,000 beneficiarios. De no ser así, estos quedarían a merced de las autoridades de inmigración.

Karen Reyes, profesora y receptora de Daca, sostiene que los beneficiarios necesitan la aprobación del DREAM Act, otro proyecto de ley que ayuda a los soñadores sin las negativas de SECURE Act.

"No aceptaremos [las medidas extremistas] del Senador Cornyn, o cualquier otro miembro extremista del Congreso, que intentan hacernos ciudadanos de segunda clase, o sus esfuerzos para aterrorizar y deportar a nuestras familias a cambio de protección para los jóvenes inmigrantes”, señala Reyes.

El proyecto de ley de los republicanos daría como resultado la deportación masiva y el terror masivo, explican los activistas.

SECURE Act llega la misma semana en que una nueva encuesta de Public Polling Policy (PPP) muestra que el 68 por ciento de los votantes apoya el Dream Act, mientras que el 63 por ciento se opone a un cierre del gobierno que apoye a los beneficiarios de Daca.

"Ahora está claro que los votantes, incluso en los distritos republicanos, quieren que el Congreso apruebe el Dream Act y mantengan abierto el gobierno", indica Anna Galland, directora ejecutiva de MoveOn.org.

La activista advierte que "hay una breve ventana para hacer esto antes de fin de año, y cada día que pasa, más miembros de nuestras comunidades pierden sus protecciones legales y enfrentan la amenaza de ser expulsados ​​de sus escuelas, trabajos, familias y comunidades".

Al mismo tiempo, Galland sostiene que "ya es hora de que los republicanos en el Congreso y Donald Trump dejen de jugar juegos políticos y trabajen con los demócratas para aprobar el Dream Act”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
81°