Se propagan noticias diciendo que California permitiría a personas con VIH donar sangre

Varios titulares en la internet afirman que California se prepara para permitir que las personas infectadas con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), puedan donar sangre.

La noticia que se encuentra en varias sitios web de la nación, surge de la distorsión del proyecto de ley SB-239, recientemente aprobado por la legislatura, aseguran sus autores.

El proyecto no permite la donación de sangre de las personas con el virus.

Sin embargo, de ser aprobado por el gobernador Jerry Brown, toda persona que tenga relaciones sexuales sin protección (y que sepan que están infectados con el VIH), pero no le informen a su pareja sobre la infección, ya no pueden ser acusado de un delito grave.

En la actualidad, en el Estado Dorado es un delito grave castigado con prisión de tres, cinco u ocho años por exponer a otra persona al VIH  al participar en actos sexuales sin protección y sin informarle la condición a la pareja.

El proyecto legislativo reduce el delito grave a delito menor o seis meses de cárcel, y también incluye a todo aquel que done sangre o semen sin revelar que tiene VIH o Sida.

Es cierto que la iniciativa de ley reduciría las penas por infectar conscientemente a otra persona con VIH, pero no permite que las personas VIH-positivas donen sangre, de acuerdo al Senado estatal, sostiene Scott Wiener, autor de la medida.

A partir del 2014, California fue uno de los 19 estados que crearon leyes que criminalizan la donación de sangre, tejido o líquido.

Respeto a la realidad de la SB-239, Weiner sostiene que "este delito grave, que trata al VIH de manera diferente a todas las otras enfermedades transmisibles peligrosas, estigmatizan a las personas que viven con el VIH y desalientan a las personas a someterse a pruebas y tratamiento”.

Así también, la asambleísta Gloria Todd, coautora del proyecto, asevera que la legislación vigente en realidad hace más difícil prevenir la propagación del VIH.

"La verdad es que nuestras leyes actuales crean un incentivo perverso para que la gente no sea examinada y no entre en el cuidado, por lo que es más probable que se propague la enfermedad”, dijo Todd.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group