Residentes de Compton expresan su malestar al asegurar que reciben agua color café

Residentes se quejan de agua café en Compton

Funcionarios con un distrito de agua local al servicio de las áreas de Compton y Willowbrook, insisten en que el líquido que se le entrega a los residentes de estos lugares es segura de tomar y cumple con los estándares de salud.

Actuando en una moción de urgencia por el supervisor Mark Ridley-Thomas, la junta de supervisores del Condado de Los Ángeles, activó un equipo especial esta semana para investigar las quejas de algunos residentes, y evitar cualquier riesgo grave para la salud pública.

En los últimos meses, varios clientes del distrito de agua de Sativa, la entidad que opera la distribución del líquido, se han quejado de la decoloración en el suministro de agua.

"Esto es alarmante", dijo ​​Ridley-Thomas. "Si bien, en última instancia, es el estado el que tiene la autoridad para regular la calidad del agua de Sativa, todas las entidades estatales y locales tienen la obligación moral de garantizar que nuestros residentes tengan agua segura y limpia".

"Incumbe al Departamento de Salud Pública del Condado investigar de inmediato", agregó el supervisor. "Si existe un riesgo para la salud, nos comprometemos a trabajar con los reguladores estatales, para llegar a soluciones inmediatas y a largo plazo".

La moción de Ridley-Thomas también hace un llamado a las agencias del condado, para que determinen si la administración y el gobierno apropiado del distrito de agua están en vigencia, para abordar los problemas de infraestructura existentes de Sativa, y garantizar que los clientes tengan acceso continuo a agua limpia y segura.

Esto podría incluir trabajar con la Comisión de Formación de la Agencia Local y la Junta Estatal de Control de Recursos Hídricos, para explorar opciones para disolver Sativa e identificar un proveedor de agua más sostenible para el área.

Actualmente, Sativa tiene aproximadamente 1,600 clientes en la comunidad no incorporada de Willowbrook y la ciudad de Compton

La agencia, por su parte, respondió este miércoles diciendo que sus tuberías reciben mantenimiento hasta cuatro veces al año para eliminar la acumulación de minerales.

Para demostrar el proceso, el distrito abrió una boca de incendios, liberando un flujo de agua clara en una conferencia de prensa.

“Lo que puedo asegurarles a todos es que el agua que proporcionamos a los hogares es la misma agua que ves en la llave", dijo María Rachelle Garza, gerente general del distrito de agua.

El líquido, agregó Garza, “cumple con las regulaciones estatales y federales, y se prueba rigurosamente”.

Sin embargo,  algunas residentes opinaron lo contrario.

Karen Lewis, una residente de Compton, sostuvo que el agua que sale de su grifo está sucia, retando a los funcionarios encargados.

“Quiero que vengan y pongan a los miembros de su familia en esa agua y también que la consuman", dijo la residente ante los medios de comunicación.

Los reguladores estatales y del condado recolectaron muestras de algunas casas de la zona esta semana, pero los resultados de sus pruebas aún están pendientes.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°