Hospital Martín Luther King Jr. reabre sus puertas al público

Reinicia atención al público el hospital Martin Luther King Jr. en el Sur de L.A.

A casi ocho años de que el hospital Martin Luther King Jr. fuera cerrado en medio de cuestionamientos y demandas por mal servicio médico, este martes el centro asistencial reiniciará operaciones en el Sur de Los Ángeles.

El hospital contará con nuevo personal, equipo tecnológico moderno e instalaciones amplias, para atender a este sector de escasos recursos, en donde habitan en su mayoría la población latina y afroamericana.

“Estoy contenta porque me queda cerca de la casa. Nos va a beneficiar siempre que seamos atendidos con respeto y dignidad”, manifiesta Leticia Martínez, residente del área, quien piensa probar los servicios para ver qué cambios han hecho.

Contemplando los señalamientos del pasado, es que la administración del hospital se ha preocupado por garantizar calidad y una buena preparación en el perfil de los empleados y especialistas.

Durante el proceso de selección recibieron 13 mil solicitudes de empleo, de donde contrataron a 500 personas, incluyendo a 120 médicos de urología, cirugía general, cardiología, otorrinolaringología, gastroenterología y neurología, entre otras áreas.

“Tenemos una gran oportunidad para hacer la diferencia”, manifiesta Elaine Batchlor, directora del hospital. “La prioridad número uno es la excelencia clínica, calidad y seguridad del paciente”.

La construcción de este centro hospitalario ascendió a 250 millones de dólares, fondos otorgados por el Condado de Los Ángeles, quien rentará las instalaciones para que la fundación Martin Luther King Jr. lo administre.

El personal médico será proporcionado por la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

“Estamos bien entrenados”, asegura Efraín Talamantes, director de medicina interna del hospital y profesor de UCLA. “Cualquier síntoma que los pacientes padezcan tenemos la tecnología para diagnosticarlos y mandarlos con los mejores especialistas”.

A fin de que todos los usuarios, tengan o no seguro médico, puedan recibir atención en este centro asistencial, el condado le pagará 18 millones de dólares anuales, además monitoreará y auditará el manejo de los recursos y el funcionamiento.

“Este hospital está dedicado a proporcionar el mejor servicio posible”, indica el supervisor Mark Ridley-Thomas.

“Los médicos que se graduaron de las mejores universidades del país han optado por trabajar aquí y la razón por la que vienen es porque están en una misión de traer la mejor atención médica al Sur de Los Ángeles”, enfatizó el supervisor.

El hospital cuenta con 131 camas con una área amplia para los acompañantes. Además, ofrece servicios de radiología, laboratorio y farmacia, así también hay programas y planes de pago para que nadie se quede si atención.

“Fuimos especificamente diseñados para cada uno en la comunidad, tengan seguro o no; eso no nos importa, estamos aquí para servir a cada uno y queremos que vean este hospital como su hospital”, agregó Batchlor.

Néstor Valencia, fundador de la organización Our Salud, señala que será importante eliminar la saturación en las salas de espera algo que ocurre en hospitales como el Harbor (Torrance) o el General (Este L.A.), a donde acuden los residentes de esta área.

“Esperar tres horas para ver a un doctor es demasiado, la atención tiene que ser inmediata y de calidad”, plantea Valencia.

En el mismo sentido se expresa Earl Ofari Hutchinson, presidente de Los Angeles urban Policy Roundtable.

“El principal reto es ofrecer el mismo nivel de atención de salud a los residentes pobres, marginados en el Sur de Los Ángeles, que los usuarios de clase media y alta que tienen la capacidad de pago en otras partes de la ciudad”, concluye el activista afroamericano.

EL DATO
Hospital Marin Luther King Jr.
Dirección: 1680 E. 120th Street, Los Ángeles
Teléfono: 424-338-8000

OPINIONES
“Estoy contenta porque me queda cerca de la casa. Nos va a beneficiar siempre que seamos atendidos con respeto y dignidad, que no exista racismo y tengan gente que hable los dos idiomas: inglés y español”.
Leticia Martínez
Ama de casa

“Antes daban hasta cinco días para pagar la consulta, si uno no pagaba en esa fecha le mandaban un ‘bill’ con intereses. Si fuera igual el sistema, uno puede ir en caso de una emergencia y pagar en el momento”.
María Coreas
Empleada

“El hospital tiene una mala reputación por lo que ocurrió en el pasado, ahora tienen que recuperar la confianza, saliendo a la calle y mostrando al público los programas que tienen”.
Leticia Polanco
Empresaria

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
67°