Local

Recuerdan al más grande escritor del idioma español de los últimos tiempos

Recuerdan a Gabriel García Márquez en el Festival del Libro LéaLA 2015

Ofelia Medina en LéaLA: Si estuviera vivo, Gabriel García Márquez estaría apoyando el movimiento de los 43 normalistas en México

Al finalizar de leer un fragmento del libro “El amor en los tiempos del cólera”, inmediatamente la primera actriz Ofelia Medina levantó la voz al igual que el resto de los presentes en la sala Carlos Fuentes del Centro de Convenciones de Los Ángeles:

“Vivos se los llevaron, vivos los queremos. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis…. 40, 41, 42, 43. Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, volvieron a demandar.

Con estas palabras Medina terminó el homenaje a Gabriel García Márquez durante el segundo día de la fiesta más importante  la lectura en español en Estados Unidos: LéaLA.

La actriz subrayó y dijo estar segura que si el escritor colombiano viviera, apoyaría el movimiento que se ha generado a raíz de la desaparecieron de los normalistas en Iguala, Guerrero,  el 26 de septiembre de 1914; situación que se ha convertido en un símbolo de la impunidad, la injusticia y el abuso contra la mayoría del pueblo mexicano.

En la misma sala del inmueble donde se recordó a Gabo, otros de sus amigos  como  Dulce María Zúñiga y Jaime Abello hablaron y recordaron algunos pasajes de la vida del escritor como su cercanía con la ciudad de Los Ángeles donde vive su hijo Rodrigo (director de cine), la relación  tan estrecha que hay entre su familia y  su obra “El amor en los tiempos del cólera” y por supuesto, su gran popularidad y gran sentido del humor con el que se manejaba el premio Nobel de literatura en 1982.

Abello subrayó que “El amor en los tiempos del cólera” tuvo una importancia de gran magnitud en la vida del periodista ya que es el primer libro que escribe sobre el amor; pero además, le sirve como un reencuentro con su familia al grado de que su padre Gabriel Eligio García, uno de esos días en los que el escritor preparaba la novela, le dijo a su esposa Luisa Santiaga Márquez:  “Yo creo que Gabito está escribiendo sobre nosotros porque pregunta demasiado”.

“El amor en los tiempos del cólera” es una novela de amor donde vierte mucho de su vida personal y es el triunfo de los enamorados”, expresó Abello.

De la misma forma, su gran amigo subrayó que García Márquez no sólo fue un gran literato sino  también un gran hombre de acción.  “Lo fue en el periodismo, en causas humanitarias,  en la lucha de los derechos humanos y el cine”.

Como muestra de su lucha pragmática, Abello explicó que Gabo estableció la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano en Cuba en 1985, la Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar en conjunto con Carlos Fuentes en la Universidad de Guadalajara en 1994 y la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano   en Cartagena de Indias Colombia en 1995.

“Todo eso refleja a una persona comprometida con la educación de América Latina y de una persona eminentemente pragmática que le gustaba la acción y no sólo la escritura”, explicó Abello.

Dulce María Zúñiga, recordó como el escritor considerado por muchos, el más grande de la lengua española, también le gustaba bailar, cantar y era muy bromista.

No obstante, algo que sobresalía de Gabo era su popularidad entre la gente y grandes personalidades ya que según Zúñiga, el escritor se la pasaba tomándose fotos y dando autógrafos  desde que se bajaba del avión cuando llegaba a Ciudad de México hasta que se subía al auto que lo llevaría a su hogar.

“El siempre se detenía a firmar su autógrafo, con la única condición que le presentaran un libro, cualquiera y de quien fuera, el objetivo era fomentar la lectura entre la gente”, dijo Zúñiga.

Enseguida la primera actriz retomó la palabra y explicó como ella conoció a Gabo en 1967 cuando ella iniciaba su carrera artística con su participación en la película “Patzy mi amor” escrita por el  colombiano.

Ya para terminar los 50 minutos de charla, la actriz pidió los últimos momentos y leyó un fragmento del libro: “Amor en los tiempos del cólera”.

Terminaron por conocerse tanto, que antes de los 30 años de casados eran como un mismo ser dividido, y se sentían incómodos por la frecuencia con la que se adivinaban el pensamiento sin proponérselo, o por el accidente ridículo de que el uno se anticipara en público a lo que el otro iba a decir. Habían sorteado juntos las incomprensiones cotidianas, los odios instantáneos, las porquerías recíprocas y los fabulosos relámpagos de gloria de la complicidad conyugal.  Fue la época en que se amaron mejor, sin prisa y sin excesos, y ambos fueron más conscientes y agradecidos de sus victorias inverosímiles contra la adversidad.  La vida había de depararles todavía otras pruebas mortales, por supuesto, pero ya no importaba: estaban en la otra orilla.

Casi en forma inmediata siguió: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, levantó la voz Medina y los más de cien participantes que abarrotaron la sala para homenajear al más grande escritor de la lengua española de los últimos tiempos.

El moderador de la plática fue Fernando Zapata.  Hoy domingo 17 de mayo continuará el  Festival de Libros LéaLA en el Centro de Convenciones de Los Ángeles, desde las 10 a.m.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
63°