Local

Algunos empresarios preocupados por el aumento al sueldo mínimo

Negocios preocupados por no poder cumplir aumento de salarios

Mientras unos festejan la reciente aprobación del aumento salarial para los residentes de la ciudad de Los Ángeles que ganan el minino, otros están preocupados por las decisiones que tendrán que tomar sobre sus negocios con más de 25 empleados.

La aprobación del aumento salarial que se dio a conocer la semana pasada, expone el incremento gradual hasta llegar a los $15 para el 2020.

Sólo los negocios con menos de 25 empleados deberán cumplir con los 15 dólares la hora hasta el 2021, pero los que tienen más de 25 trabajadores deberán que aumentar anualmente un dólar hasta cumplir con la ley en cinco años.

Obed Luna, dueño de una imprenta desde el 2002, señala que él será uno de los afectados.

“Entiendo que el costo de vida para los residentes de Los Ángeles es muy alto y que los aumentos son necesarios, pero esta aprobación así como se muestra, es muy rápida para los dueños de negocios como yo”, dice el inmigrante mexicano.

La imprenta de Obed tiene por lo menos 30 empleados. Sin embargo, con la decisión del concilio, Obed ha dicho que no tiene otras opciones más que subirles sus servicios a sus clientes, dejar de ofrecer algunos de sus servicios o inclusive tener que recortar personal.

“Ninguna decisión es fácil, pero solamente así puedo mantener mi negocio estable.

Asimismo, Nicolas Orellano, dueño de Nicky’s Sports sostuvo: “Aquí nosotros vamos a continuar trabajando igual. Solo recortaríamos empleados en caso de que el negocio no dé para más”.

Orellano tiene alrededor de 45 empleados, pero indica que el aumento no les va a ayudar, ya que al fin de cuenta ellos como consumidores y toda la gente en generall, tendría que gastar más dinero porque se van a ver más alzas en las mismas rentas y otros servicios de insumo.

“Si la ciudad le quisiera hacer un bien a los obreros, ellos tendrían que empezar por controlar las rentas tan altas, no permitir que los supermercados vendan sus artículos a los precios que se les antoja y ver cómo pueden controlar el precio de la gasolina”, dice Orellano.

“De muy poco sirve un aumento de poco a poquito, si el que termina beneficiándose es el negocio gigante que va a subir sus precios. Es mentira que el obrero va a poder ahorrar”, agrega.

Los negocios que ven esta ordenanza casi imposible de cumplir, no están solos. Gary Toebben, presidente de Los Angeles Area Chamber of Commerce señala que la aprobación reducirá el número de empleos en lugar de aumentarlos.

“Muchos empleados especialmente de negocios pequeños y organizaciones sin fines de lucro, se verán forzados a aumentar sus precios, despedir empleados, cortarles horas y mudarse a otras ciudades para evitar el incremento”, dijo Toebben.

Pero para estos negocios no todo está perdido, en un movimiento inesperado, varios líderes sindicales que estaban a favor del aumento, ahora están abogando por cambios de última hora a la ley, según el diario de Los Ángeles Times.

Los líderes están presionando para que la ordenanza pueda excluir trabajadores cubiertos por un convenio colectivo.

“Por cada ordenanza salarial que el concilio ha aprobado, la ciudad siempre ha respetado los acuerdos entre empleados y dueños de negocios”, dijo Rusty Hicks, quien encabeza Los Angeles County Federation of Labor.

Ante la nueva propuesta, el alcalde Eric Garcetti ha dicho que está abierto a la idea, pero destacó que el borrador no tiene ese acuerdo.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
94°