¿Podría ser Canadá el siguiente destino para los salvadoreños con TPS?

¿Podría ser Canadá el siguiente destino para los salvadoreños con TPS?

Elmer Rodríguez contempla mudarse a Canadá con todo y tres hijos menores de edad y su esposa.

El futuro “incierto” que la administración de Donald Trump le ha dejado, después de cancelar el Estatus de Protección Temporal (TPS), no le brinda otra mejor opción, sostiene el inmigrante.

“El gobierno sabe dónde vivo, sabe dónde trabajo y conoce toda la información de mi familia. Sin TPS la deportación puede ocurrir en cualquier momento, después de que mi estadía legal de 18 meses se venza”, dice Rodríguez.

“El Salvador ya no es una opción ni para mis hijos, ni para mí”, agrega enfatizando que otros de sus compatriotas tienen pensamientos similares.

El contemplar la posibilidad de cruzar a Canadá no es nuevo para muchos inmigrantes sin documentos, quienes se están viendo acorralados tras las pólizas de Trump, sostienen activistas.

Después de que el Departamento de Seguridad Interna (DHS) anunciara el año pasado la cancelación de TPS para haitianos, alrededor de 250 personas cruzaban al día la frontera entre Nueva York y Quebec, según las autoridades de esa nación.

Ahora los salvadoreños pueden hacer lo mismo.

“La primera reacción de la gente sobre la cancelación de TPS ha sido de 'shock', temor, preocupación, y la principal preocupación es que después de 18 meses tendrán que aquilatar sus opciones”, sostiene Salvador Sanabria, director de El Rescate.

“Mirar hacia el sur no es una opción para muchos, porque El Salvador no ofrece condiciones óptimas para el retorno, no provee seguridad, empleo o unidad familiar. Sin embargo, si miras al norte, hay mejores condiciones que en el país de origen”, señala Sanabria.

El activista aclara que la política de Canadá “no es de brazos abiertos” para las personas que pretenden pedir asilo en ese país, si antes vivieron en Estados Unidos por muchos años y no pidieron el alivio aquí, según un acuerdo bilateral entre las dos naciones.

El mismo gobierno de Canadá lanzó una campaña de información tras la cancelación del TPS para salvadoreños, para desalentar el cruce fronterizo.

Cifras de inmigración de ese país muestran que solo el 8 por ciento de las solicitudes de asilo completadas por haitianos que ingresaron a Canadá durante el año pasado fueron aceptadas. La gran mayoría de los demandantes aún están esperando una audiencia.

Pablo Rodríguez, un miembro del Parlamento de ese país, tiene planeado llegar a Estados Unidos en  los próximos días para hablar con grupos comunitarios, abogados y medios de comunicación, para enfatizar que si la gente no califica para el estatus de refugiado o asilado, no deben intentar cruzar a Canadá.

Por ahora, el mensaje de Sanabria a sus compatriotas es reinscribirse lo antes que puedan en la ultima extensión del TPS, “lo que proveerá una estabilidad económica”.

Por eso el activista invita a sus compatriotas a acercarse a las organizaciones sin fines de lucro “para ver si pueden aplicar para un ajuste”, y estar alerta para no caer víctimas de personas fraudulentas “que los estafen o los metan en problemas con el sistema de inmigración”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
80°