Padres del Distrito Escolar de Long Beach piden transparencia de fondos dirigidos a niños de alta necesidad

Padres del Distrito Escolar de Long Beach piden transparencia de fondos dirigidos a niños pobres

Una coalición de padres y activistas pidió, al Departamento de Educación de California, que revise si el Distrito Escolar Unificado de Long Beach (LBUSD) está mal gastando unos 40 millones de dólares en fondos estatales destinados a ayudar a niños de alta necesidad.

Bajo la Fórmula de Financiamiento de Control Local (LCFF), una ley estatal que dirige fondos adicionales a los estudiantes de bajos ingresos, los jóvenes de crianza y los aprendices de inglés, los funcionarios escolares deben gastar estos fondos en programas que aborden las necesidades específicas de los tres grupos.  

En su apelació, sin embargo, los activistas acusan a LBUSD de reorientar estos millones de dólares para cubrir gastos más generales, en lugar de programas específicos.

La abogada de los activistas, Angelica Jongco y quien también trabaja para firma sin fines de lucro Public Advocates, argumentó que la obligación del distrito es gastar los fondos LCFF para estos estudiantes.

"Un distrito como Long Beach, que sirve a muchos estudiantes de alta necesidad, también recibe mucho más dinero que otros distritos", planteó Jongco.

"Hay mucha responsabilidad que viene con esa financiación que no se está destribuyendo como es necesario”, aseguró.

En la apelación se alega que los funcionarios de Long Beach no han justificado varios gastos, como la compra de libros de texto en todo el distrito, ni el contrato de ayudantes de instrucción, que se suponía serían destinados solo a las escuelas de alta necesidad.

“Los libros son un gasto básico que el distrito puede absorber fácilmente sin tomar el fondo especial LCFF”, agregó la abogada.

A pesar de que Jongco admite que, a partir de una primera queja en marzo, el distrito ha acordado reestructurar su presupuesto, remover más de 17 millones en salarios de personal y mostrar cómo gasta el dinero, la abogada dijo que los padres buscan más control.

Tras las quejas, funcionarios del distrito escolar están defendiendo su posición, al afirmar que los fondos LCFF se están usando para esos tres sectores.

Robert Tagorda, director de equidad y preparación universitaria de LBUSD, advirtió que el uso del gasto de libros de texto son dirigidos a los estudiantes de inglés como segundo lenguaje.  

Asimismo, añadió que los ayudantes de instrucción, también se benefician directamente a los estudiantes que luchan con el inglés o las matemáticas.

“Su trabajo es ayudar a los niños más necesitados en esas aulas. Precisamente ese gasto sostiene el espíritu de LCFF", enfatizó Tagorda.

Chris Eftychiou, portavoz del distrito, añadió: “La conclusión es que Long Beach está obteniendo resultados significativamente mejores que nuestros homólogos en otras partes del estado, pero Public Advocates no está de acuerdo con cómo estamos llegando allí ".

En ese sentido, según Eftychiou, cuando el Departamento de Educación divulgue los datos de desempeño estudiantil, programado para la próxima semana, quedará claro que el enfoque de Long Beach está dando resultados.

De esa manera, agregó la funcionaria se revelarán las mejores calificaciones en matemáticas e inglés, en comparación con otros distritos escolares.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°