No se esperaba la recompensa por cuidar de su abuelita y ser buen estudiante

No se esperaba la recompensa por cuidar de su abuelita y ser buen estudiante

Cuidar a su abuelita con cáncer terminal y ser buen estudiante le han abierto muchas puertas a Julio Ornelas; una de ellas estaba repleta de dinero.

Sin embargo, el adolescente de Pico Rivera, no se dedicó al cuidado de su familiar o la educación por sus beneficios, sino por su pasión de ayudar a los demás.

Hace dos años, el joven  se convirtió en el cuidador principal de su abuela, de 83 años de edad, cuando le diagnosticaron cáncer en fase IV.

Ornelas, de padres inmigrantes mexicanos, acompañaba a su abuelita a los tratamientos y poco tiempo después aprendió a entender terminología médica, decodificar radiografías e inclusive implementar procedimientos médicos.

Al mismo tiempo que cursaba sus estudios en la Preparatoria El Rancho, el joven creó colecta de juguetes para la Junior Charities Foundation, que dona juguetes a niños con cáncer.

Con ganas de seguir ayudando a los demás, Ornelas fue líder juvenil y coordinador de estudios de la Biblia, donde dirigió a los estudiantes hasta que completaron el sacramento de la confirmación.

Además, como coordinador local de una colecta de alimentos enlatados en toda la ciudad, recolectó la comida en las residencias y escuelas de su distrito y coordinó su distribución a familias de bajos ingresos para las fiestas.

Un día común y corriendo, sabiendo que sus padres no tenían mucho dinero para pagar sus estudios universitarios, Ornelas usó un sitio web que busca muchas becas sobre todo el internet.

Una de ellas fue la Beca Nacional HACER, que forma parte del compromiso de McDonald’s con la educación al ayudar a los estudiantes a alcanzar su máximo potencial.

Este año, Ornelas se convirtió en uno de cinco estudiantes latinos sobresalientes, que recibirán la asistencia de 100 mil dólares, fondos que va a utilizar para pagar los gastos de la universidad para estudiar oncología.         

“Cuando mi hermano comenzó su primer año en CSU Dominguez Hills, noté que el costo para una educación era mucho. Y como mi papá es el único que trabaja, mi sentí como si mi educación no iba ser posible por la razón que no estamos en la posición económica para pagar dos educaciones”, dice Ornelas.

“Esta beca me ayuda en muchas maneras. Una de ellas es que mis padres no se necesitan preocupar para encontrar ayuda financiera para mi educación. También, esta beca me ayuda a mi muchísimo porque yo no me necesito preocupar de trabajar durante mi tiempo en la escuela, y así me puedo enfocar en mis estudios”, dice el joven.

Ornelas se toma de manera personal el ayudar a la gente.

“Es nuestra obligación como ser humanos de poner una fundación para las generaciones venideras. Desde chico siempre me gustaba ayudar a los demás departe de clubes en la escuela, como el concilio estudiantil o en mi iglesia”, señala el estudiante que este año se graduó de preparatoria.

Los modelos a seguir

Para Ornelas, hay dos personas especiales que de una u otra forma lo han ayudado a ganarse la beca por sus enseñanzas.

“Yo creo que mi mamá y mi papá son mis modelos porque ellos lucharon para estar en la posición que están ahorita”, comparte el joven.

“Mi papá vino a Estados Unidos cuando tenía 19 años, sin saber cómo hablar inglés y nada más con una mochila. Pero con tiempo se superó de su situación y fue a clases de inglés en la noche, y buscó las armas para tener un mejor futuro. Y en ese esfuerzo a ir a las clases de noches gracias a Dios conoció mi mamá”, dice Ornelas.

La beca

Si bien la tasa de obtención de títulos universitarios ha aumentado entre los estudiantes latinos de Estados Unidos, en los últimos 10 años, el costo de estudiar en un colegio o universidad continúa siendo un obstáculo para muchos.

A fin de seguir siendo parte de la solución para cerrar la brecha que existe en la educación de los estudiantes, los dueños/operadores hispanos de McDonald’s han otorgado un total de $4.5 millones en la Beca Nacional HACER® desde el año 2008.

Los beneficiarios de la Beca Nacional HACER son seleccionados con base a sus logros académicos, su servicio comunitario y sus necesidades financieras.

El riguroso proceso de selección comprende la presentación de una solicitud completa, un cuestionario personal y entrevistas ante un distinguido panel de jueces, integrado por representantes del área académica, del ámbito empresarial, de los medios de comunicación y de McDonald’s.

“Como dueños/operadores de McDonald's, nos enorgullece apoyar y reconocer a estudiantes sobresalientes como Julio, que desean obtener un título de educación superior”, expresa Víctor Quiroz, dueño/operador de McDonald's.

“Estoy realmente honrado de haber sido seleccionado para recibir esta beca y de formar parte de este grupo afortunado de estudiantes hispanos”, comenta Ornelas.

Ornelas, quien estudiará en la Universidad de Berkeley este otoño, se inspiró a realizar una carrera en medicina al ser el cuidador principal de su abuela. Ahora el objetivo principal es ser oncólogo.

 “Es increíble ver cómo todo mi esfuerzo y los sacrificios de mi familia siguen dando fruto”,  agrega el joven.

Para el emprendedor no existen las barreras

Mientras estuvo en la preparatoria, Ornelas se las ingenió para ser presidente del consejo estudiantil de la escuela, vicepresidente del programa Generation 1st Degree-Leader, presidente de California Scholarship Federation, capitán del decatlón académico y vicepresidente de M.E.Ch.A.

El mensaje para  los jóvenes que dicen que es muy difícil estudiar, Ornelas afirma: “Claro que sí es muy difícil, pero como mis padres dicen: ‘Hay que ponerse las pilas’ porque estas oportunidades nada más vienen una vez y no sabemos si vamos a tener las mismas armas de hoy”.

“También, cuando uno va a estudiar es para superarse de la situación en que uno creció. Mi papá tiene un dicho que va algo así: ‘Mi abuelo le dijo a mi papá que necesita ser mejor que él’. Y ahora mi papá me encarga a mí que sea mi responsabilidad superarme de mi situación", dijo.

El joven agrega: "Con este dicho le aviso a los jóvenes que hay que echarle ganas, porque la educación que nosotros tenemos es algo que muchos no tienen y hay muchas personas que sueñan tener una educación accesible”.

Otros estudiantes ganadores fueron:

Andrea Hinojosa, Bel Air High School en Canutillo, TX asistirá George Washington University.

Miles Aceves-Lewis, Educado en casa con classes en St. Constantine School y un colegio comunitario en Houston, TX asistirá Georgetown University

Bridgette Ramírez, Reagan High School en Humble, TX asistirá Brown University

Stephanie Reyes Muñoz, Eleanor Roosevelt High en Lanham, MD asistirá University of Washington-Seattle Campus

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
78°