Mayoría de madres preocupadas por los efectos de la contaminación en los hijos

Mayoría de madres preocupadas por los efectos de la contaminación en los hijos

Los ataques de asma son una ocurrencia normal en la vida de la pequeña Ana Maria Salgado.

Su madre le atribuye la afección al aire contaminado que respiran por vivir justo enfrente de la autopista 10, a la altura de El Monte.

Andrea Salgado, madre de Maria sostiene que hace nueve años la familia se mudó a esa región porque las rentas son baratas.

Sin embargo, ahora están pensando en mudarse para ver si se calman los ataques de la menor.

Un hecho es que tres de cada cuatro madres y abuelas en Estados Unidos están preocupadas por los efectos del clima y la contaminación del aire en los niños, según Moms Clean Air Force, un movimiento de madres a nivel nacional creado por el Fondo de Defensa Ambiental (EDF) de Estados Unidos.

Según el movimiento, el 78 por ciento de madres y abuelas están preocupadas por "la contaminación del aire y el cambio climático" en términos de "el mundo que sus hijos o nietos están heredando”.

Entre las mujeres de ideas polítcas conservadoras, el 59 por ciento muestra preocupación.

Entre las madres y abuelas liberales esa consternación salta al 96 por ciento mientras entre las mujeres independientes la preocupación es del 84 por ciento.

Para la señora Salgado, no importan los partidos políticos, “el problema está en que la comunidad debe unirse en este momento y pedir al gobierno local por cambios. Cada vez son más niños con asma, diabetes, enfermedades pulmonares, obesidad y otras afecciones que no veíamos antes. Todo esto se debe a la contaminación también”, dice Salgado.

Cuando se habla de etnias, un 75 por ciento de anglosajonas muestra estar preocupada, aunque entre las latinas el porcentaje aumenta al 84 por ciento y entre las afroamericanas al 85 por ciento.

En respuesta a estas cifras, Dominique Browning, cofundadora y directora de Moms Clean Air Force, señala que la administración de Donald Trump “está haciendo más fácil el enfermarse y más difícil el curarse” al no actuar rápidamente con políticas que puedan proteger a las familias.

“Más contaminación del aire significará el aumento de los costos de la asistencia médica para inhaladores de asma y visitas a los centros de urgencias. Nadie votó para hacer de América un lugar sucio. La encuesta que comisionamos subraya ese punto. Muestra que nuestra agenda es la agenda de mamás y abuelas en Estados Unidos sin importar el color de su piel o su afiliación política”, dice Browning.

El movimiento apunta que aproximadamente tres de cada cuatro mamás  y abuelas (74 por ciento) están de acuerdo con la declaración "no estamos haciendo lo suficiente como nación para proteger el aire limpio y el agua potable para los hijos y nietos en los próximos años y décadas".

Esto fue cierto para el 58 por ciento de las conservadores, el 93 por ciento de las liberales y el 79 por ciento de las independientes.

El acuerdo entre las encuestadas anglosajonas fue de 71 por ciento y aumentó a 87 por ciento entre las latinas y 84 por ciento para las afroamericanos.

Un poco más de un tercio de los encuestados (34%) dijeron tener hijos o nietos con una enfermedad respiratoria como el asma.

Laura Burns, madre conservadora, sostiene: "Esta encuesta confirma que lo que necesitamos son madres conservadoras en posiciones de liderazgo”.

“El cambio climático tiene un impacto en nuestra salud, nuestro bienestar y nuestra economía. Las conservadoras pueden utilizar esto como un punto unificador y continuar el trabajo”, dice Burns.

Moms Clean Air Force destaca que las madres latinas y las abuelas desempeñan un papel importante en el establecimiento de prioridades para sus familias y son a menudo las primeras en actuar para proteger a sus familias.

Por lo tanto, no es sorprendente que expresen más preocupación por el cambio climático y la contaminación del aire que otras madres.

La encuesta refuerza fuertemente la evidencia de que los grupos vulnerables, incluyendo las mujeres de color, se sienten más amenazadas por la contaminación y un clima cambiante.

Entre los hallazgos del movimiento, se encontró que un 79 por ciento de madres y abuelas están de acuerdo en que "es hora de dejar de hacer política y hacer el trabajo cuando se trata de cambio climático, aire limpio y agua potable".

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
84°