Más presión a Los Ángeles para apoyar demanda contra la separación de familias en la frontera

Más presión a Los Ángeles para apoyar demanda contra la separación de familias en la frontera

Dos miembros del concejo municipal de Los Ángeles presionan al resto de sus 13 colegas, en apoyo a la paralización de la política federal de separar a los niños de sus padres en la frontera.

Mike Bonin y Nury Martínez esbozan su oposición a la política  “enferma, inhumana y desalmada'' a través de una resolución que insta a la ciudad a presentar una carta a favor de una demanda impuesta por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), en busca de un mandato contra inversión de la política.

Desde que se anunció la política en mayo, unos 500 niños han sido separados de sus padres en el último mes.

En la demanda de ACLU se encuentra una mujer separada de su hijo durante ocho meses, después de que ella se presentó para el asilo en un puerto de entrada.

Y otra mujer que fue sentenciada a una breve condena por entrada ilegal, pero no pudo ser reunida con su hijo durante meses después de su liberación. También hay quejas de niño deportados sin sus padres y padres deportados sin sus hijos.

La presión surge a menos de una semana que diferentes grupos pro inmigrantes, llegaran a las puertas de la ciudad para denunciar los hechos.

Bonin y Martínez también presentaron una resolución complementaria instando a la ciudad para apoyar la “Ley para Mantener a las Familias Juntas '' de la senadora Dianne Feinstein, que prohibiría a las agencias federales separar a un niño de sus padres o tutor legal en, o cerca de una frontera o puerto de entrada a Estados Unidos.

“Esta nueva política es enfermiza, inhumana y despiadada'' dijeron Bonin y Martínez en una declaración conjunta. 

“Es insondable y antiamericana la intención de nuestro gobierno al intencionalmente causar daños profundos e irreparables a los niños, especialmente a los niños de familias que huyen de la violencia o persecución”, acotan.

Las resoluciones fueron secundadas por los concejales José Huizar, Mónica Rodríguez, Joe Buscaino, Bob Blumenfield y Gil Cedillo.

Durante el día de la protesta, el concejal Huizar y la asambleísta estatal Wendy Carrillo, D-Los Ángeles, así como el asambleísta del estado Miguel Santiago, D-Los Ángeles, se reunieron con alrededor de 150 manifestantes, niños y líderes de los derechos de los inmigrantes.

“El hecho de que esta administración esté usando el amor de las familias como una arma del miedo es vergonzosa e inmoral", dijo Carrillo.

Por su parte, el alcalde Eric Garcetti, junto con los ediles de Houston, Tucson y Albuquerque enviaron una carta al Fiscal General, Jeff Sessions y la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen pidiéndoles que detengan la práctica de separación en la frontera.

“Tal política es cruel. Es moralmente reprensible. No es un uso apropiado de los recursos del contribuyente, y es totalmente inconsistente con nuestros valores de decencia y compasión, con nuestra humanidad básica'', dice la carta.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°