Madre de hija diagnosticada con leucemia busca apoyo en la comunidad

Más de mil menores de entre las edades 0 a 14 son diagnosticados con el padecimiento en California.

La pequeña Nayeli Aguilar, de tan sólo un año y medio de edad, llevaba semanas cojeando de un pie. Al realizarle unos exámenes médicos los doctores encontraron manchas microscópicas en sus huesos y pensaron que tenía una fuerte infección. Sin embargo, estudios más completos le diagnosticaron leucemia.

Para Flor Aguilar, madre de la menor, saber que su hija tenía cáncer fue señal de muerte, misma que la niña continúa peleando hasta ahora a sus 10 años de edad debido a otras complicaciones.

“Nayeli sigue en la lucha por su vida, pero afortunadamente ya no tiene cáncer. No obstante otros niños no logran recuperarse. Por eso le pido a la comunidad que se involucre y que done a las organizaciones, ya que ningún niño está exento del cáncer”, dice Flor.

El cáncer es la principal causa de muerte por enfermedad entre las personas de 1 a 19 años de edad en Estados Unidos. La enfermedad mata a más niños que el SIDA, asma, diabetes y anomalías congénitas juntas en toda la nación, Según los Centros de Control de Enfermedades de la nación.

Asimismo, cada año más de mil menores de entre las edades 0 a 14 son diagnosticados con el padecimiento en California.

El efecto del cáncer

Debido al diagnostico, la madre soltera tuvo que dejar su trabajo para cuidar a su hija y Nayeli pasó de ser una niña juguetona, curiosa e independiente a una menor confinada a la cama de un hospital mientras recibía tratamientos de quimioterapia y comía a través de tubos.

“Desde entonces tuvimos que luchar juntas día a día hasta que hace cinco años Nayeli recibió un trasplante de medula ósea. Desde entonces mi hija ha sido desahuciada cinco veces y hasta he perdido la cuenta de la cantidad de cirugías que le han hecho”, dice Flor.

“Esto es justamente lo que quiero compartir con el público. El cáncer infantil si no mata a tus hijos, les deja muchas complicaciones y aunque los investigadores intentan encontrar una cura, a veces el financiamiento para estos proyecto no está ahí”, asevera Flor.

Este año fue el primero en el que Nayeli pudo asistir a una escuela en toda su vida. La niña solamente ha conocido el hospital como su hogar y no ha tenido la oportunidad de interactuar con otros niños de su edad.

“Padres de familia ustedes pueden apoyar al ser voluntarios de las organizaciones que luchan contra el cáncer. Si no tienen tiempo, también pueden donar dinero, no importa lo poco que sea, este se acumula si todos cooperamos”, dice Flor.

Identifique el cáncer y ayude

El cáncer comienza en las células que forman los tejidos del cuerpo. Normalmente, se forman células nuevas a medida que se necesitan para reemplazar a las células viejas. Sin embargo, al formarse células nuevas que no son necesarias y las células viejas no mueren cuando deberían, el exceso puede causar un tumor maligno, lo que se le conoce como el cáncer.

“A diferencia del cáncer que experimenta un adulto, el cáncer en un menor de edad es muy agresivo y no existen causas por las cuales aparece. Sin embargo, el cáncer en adultos puede ser por el abuso del cigarrillo en los pulmones o el abuso del alcohol en hígado”, dice la doctora Jacqueline Casillas, pediatra experta en hematología oncológica de UCLA,

“El cáncer más común en los niños es la leucemia, el cáncer del cerebro o el linfoma. Los síntomas y el tratamiento dependen del tipo de cáncer y de lo avanzada que esté la enfermedad”, sostiene la experta.

“Lo cierto es que los padres de familia deben estar atentos a los pocos síntomas que pueden avisar cuando un menor sufre de cáncer tales como el cansancio extremo, falta de apetito y la fiebre, los cuales a menudo puede ser confundidos con los síntomas de un virus estomacal o una gripa”, dice Casillas.

Y aunque más de un 80% de cánceres es tratado con éxito en los menores, a la edad adulta estas personas sufren de otras enfermedades debido a lo agresivo de las quimioterapias, señala la pediatra.

“Con estos hechos, es necesario para los investigadores continuar haciendo estudios para llegar al fondo de la enfermedad y cómo se puede combatir”, dice Casillas.

Para ayudar a la lucha, Northwestern Mutual está comprometido a acelerar la búsqueda de la cura de los cánceres infantiles y este 4 de junio brindó su apoyo a través de “Una noche para pelear el cáncer”.

El evento de la gala y subasta, que se realizó hace unas semanas, tuvo la meta de recaudar por lo menos unos 250 mil dólares a través de la venta de boletos de participación y artículos de subasta en beneficio a las organizaciones Alex’s Lemonade Stand Foundation, Mattel Children’s Hospital UCLA, y GameChanger Charity.

“El cáncer no sólo afecta a una persona sino a toda la familia. Por ello es necesario contribuir a las investigaciones. Nosotros logramos reunir un poco mas de 217 mil dólares, pero esperamos que el próximo año podamos hacer más”, señala Choi Lae, quien forma parte de la mesa directiva del evento.

“Lo cierto es que todos conocemos a alguien que ha sido impactado por el cáncer, ya sea adulto o niño, familiar o amigo. Si la gente no puede contribuir con dinero, su apoyo también lo puede dar ofreciendo apoyo a las familias como voluntario o involucrándose con una organización”, agrega Lae.

Para contribuir directamente con las organizaciones visite los sitios www.alexlemonade.org, www.uclahealth.org, y www.gamechangecharity.org.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°