Los latinos toman en serio el cambio climático y alientan a la acción

La meta de Reina López es utilizar la bicicleta más que su auto, asimismo le enseña a sus hijos a no tirar basura en la calle y reciclar.

“Como madre estoy consciente del cambio climático", dijo la residente en la ciudad de Orange. "Me preocupa el medio ambiente que le estoy heredando a mis hijos y a sus generaciones”.

En Los Ángeles, el agricultor David De La Torre, se encarga de un jardín comunitario en el que la comunidad participante tiene como objetivo triplicar estos espacios verdes.

“La gente conoce la problemática de la contaminación, sabe muy bien sus efectos. Los que llegan a participar en el jardín buscan hacer su vida y su alrededor lugares más orgánicos”, dice De La Torre.

Estos latinos no son los únicos preocupados por el medio ambiente.

Segán un estudio nacional, los hispanos en Estados Unidos están más convencidos que otras etnias sobre el problema del calentamiento global, visto como una realidad presente y causado por la actividad humana.

Con esta visión en mente, los latinos apoyan más las políticas de cambio climático y se encuentran más dispuestos a exigir acciones políticas, según el reporte elaborado por el Programa sobre la Comunicación en el Cambio Climático de la Universidad de Yale.

Entre los resultados se destaca que más de ocho de cada diez latinos (84 por ciento) cree que el calentamiento global existe, incluyendo casi nueve de cada diez latinos hispanoparlantes (88 por ciento).
 
Así también, siete de cada diez latinos (70 por ciento) comprenden que el calentamiento global es mayormente el resultado de las actividades humanas, al mismo tiempo que tres de cada cuatro latinos (78 por ciento) se preocupa por este problema.

El hecho de que esta comunidad haga del problema un tema de mucha importancia no es extraño para Moms Clean Air Force, movimiento de madres a nivel nacional creado por el Fondo de Defensa Ambiental (EDF) de Estados Unidos.

“Las madres latinas y las abuelas son a menudo las primeras en actuar para proteger a sus familias", dijo Dominique Browning, cofundadora y directora de la organización.

"Por lo tanto, no es sorprendente que expresen más preocupación por el cambio climático y la contaminación del aire que otras madres”, señaló Browning.

La encuesta de Yale indica que tres de cada cuatro latinos quieren que las empresas y la industria (77 por ciento), que los  ciudadanos mismos (74 por ciento), el presidente de la nación (74 por ciento) y el Congreso estadounidense (73 por ciento) hagan más para abordar el calentamiento global.

"La mayoría de los latinos están dispuestos a una campaña para convencer a los funcionarios electos de tomar medidas ante el cambio climático", dice Anthony Leiserowitz, investigador principal de la Universidad de Yale.

Irma Muñoz, activista y fundadora de Mujeres de la Tierra, una organización que aboga por un medio ambiente saludable, sostiene que de hecho, ella creó su organización para involucrar a la comunidad sobre el tema.

“Ya desde hace años se veía que los latinos quieren hacen el cambio. Con esta organización, he visto muchos abogar en contra de las fábricas en sus vecindarios, buscar la creación de parques y pedirle a los políticos abordar el problema”, dice Muñoz.

“En realidad, se toman el tema en serio porque este es lugar donde viven y donde sus hijos van a tener a sus generaciones”, añadió.

Tanto para los activistas como para los investigadores los resultados son alentadores, ya que los latinos son una de las minorías en mayor crecimiento en la nación.

"A medida que nos enfrentamos a los impactos cada vez más terribles del clima extremo y otros impactos climáticos, debemos hacer un mejor trabajo", aseveró Adrianna Quintero, fundadora de Voces Verdes y directora de alianzas de NRDC Action Fund.

Quintero considera, además, que se debe "involucrar a los latinos de todos los sectores para demandar acciones y asegurar que nuestras comunidades están protegidas”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group