Los ataques con armas también afectan a los latinos: más de 3,000 asesinados al año

Los ataques con armas también afectan a los latinos: Más de 3 mil asesinados al año

Los latinos en Estados Unidos no se salvan de los ataques con armas de fuego, causándole la muerte a unos 54,000 individuos de esta comunidad desde 1999, y dos tercios de ellos han sido víctimas de homicidios, de acuerdo al Violence Policy Center (VPC).

“Para los latinos, los estragos letales de la violencia con armas de fuego, sobre todo para los jóvenes, constituye una crisis recurrente, sostiene Josh Sugarmann, director ejecutivo de VPC.

“Pero, además, los grandes vacíos que hay en la forma como se recolectan los datos no solo nos impide conocer el verdadero alcance de esta crisis, sino que merma nuestra capacidad para enfrentarla efectivamente”, agrega.

Y es que la tasa general de victimización por homicidio para latinos es casi el doble de la correspondiente a gente de raza blanca.

En 2015, por ejemplo, 70 por ciento de las víctimas latinas de homicidio murieron por disparos de arma de fuego.

Para los de las edades entre 15 y 24 años de edad, el homicidio se ubicó como la segunda causa principal de muerte, además de que suelen ser asesinados por gente que no conocen, dice Shugarmann.

VPC analiza exhaustivamente la violencia con armas de fuego letal que se ejerce en contra de los latinos en los Estados Unidos.

El reporte se basa en datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), instituciones de carácter federal, así como en información no publicada del Informe Suplementario sobre Homicidios de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

A juicio de Sugarmann estas cifras son importantes para los líderes. 

“Las personas que trabajan para reducir la violencia en sus comunidades, desde dirigentes comunitarios hasta formuladores de políticas, necesitan de la mejor información disponible, no sólo para entender mejor los problemas, sino también para establecer qué enfoques preventivos son más efectivos”, señaló.

La organización encontró que de los 53,788 latinos muertos con armas de fuego entre 1999 y 2015, las dos terceras partes correspondieron a homicidios (35,553, o 66 por ciento), mientras que 15,593 fueron suicidios (29 por ciento).

Además, 981 muertes por armas de fuego fueron no-intencionales (dos por ciento) y 1,661 (tres por ciento) ocurrieron en situaciones cuya intención no se pudo determinar o por intervención legal.

Asimismo, la organización recomienda que las dependencias gubernamentales mejoren la manera en que recolectan y reportan la información relativa a latinos que han sido víctimas de violencia por armas de fuego y otras formas de violencia letal.

Debido a que la forma en que dichas dependencias recolectan datos tiene serias limitaciones, es casi seguro que el número total de víctimas latinas sea más alto que lo que indica las cifras.

Entre los hallazgos claves:

  • En el 2015 la tasa de victimización por homicidios para hispanos fue 5.10 por cada 100,000 habitantes. En contraste, la tasa de victimización por homicidios para gente de raza blanca fue 2.59 por cada 100,000.
  • El homicidio es la segunda causa principal de muerte para latinos entre 15 y 24 años de edad. En contraste, para blancos de ese mismo grupo de edad es la cuarta.
  • El suicidio es la tercera causa principal de muerte para latinos entre 15 y 24 años de edad. En contraste, para blancos de ese mismo grupo de edad es la segunda causa.
  • En el 2015, fueron asesinados con armas de fuego 3,332 hispanos. Ese año, 2,021 hispanos murieron en homicidios con armas de fuego, mientras que 1,162 se suicidaron con armas de fuego, 37 perecieron por disparos no intencionales y 112 murieron por intervenciones legales o causas no-determinadas.
  • De las 2,021 víctimas hispanas de homicidio en 2015, eran hombres 1,761 (87 por ciento) y eran 260 mujeres (13 por ciento).
  • En más de 70 por ciento de los homicidios en que la víctima era hispana hubo uso de armas de fuego.
  • La probabilidad de que una víctima latina muera a manos de gente que no conocía es más alta que el promedio nacional. Para el 2015, en aquellos casos en que se pudo establecer la relación entre la víctima y el perpetrador, 39 por ciento de las víctimas hispanas fue ultimado por gente que no conocía. En contraste, a nivel nacional 25 por ciento del total de víctimas de homicidio fue ultimado por gente que no conocía.
Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
67°