Familiares y amigos se despiden de Ricardo Gálvez, policía asesinado en Downey

Esta programado un rosario para el día de hoy a las 5:30 p.m., en honor a Ricardo ‘Ricky’ Gálvez, el policía de 29 años que fue asesinado el 18 de noviembre en el estacionamiento del Departamento de Policía de Downey.

Mañana lunes será su funeral en el cementerio Rose Hills Memorial Park.

Gálvez es el primer policía en la historia del departamento en ser asesinado. El oficial acababa de llegar de un entrenamiento y estaba a punto de dirigirse a su hogar cuando dos individuos se acercaron a su vehículo particular y le dispararon.

El rosario de hoy terminará hasta las 8 p.m., en el Teatro de Downey, ubicado junto al ayuntamiento y a la estación de policía. Las puertas se abren a las 5 p.m., según información del departamento.

El día de mañana el funeral iniciará a las 9 a.m., en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles, en el centro de la ciudad. Después de la misa, el cuerpo de Gálvez será llevado al cementerio Rose Hills Memorial Park ubicado en Whittier.

De acuerdo a las investigaciones, los acusados de asesinar a Gálvez habían querido asaltarlo sin darse cuenta que era un policía.

Al momento del asesinato, el joven policía, quien llevaba cinco años trabajando en Downey, no vestía su uniforme, no tenía su pistola y acababa de llegar de un entrenamiento.

Los detectives creen que Abel Díaz, de 16 años, y Steven Knott, de 18, se acercaron al vehículo del oficial, mientras Jeremy Álvarez, de 21, los esperaba en su auto, listo para escapar.

Los tres individuos ya detenidos enfrentan cargos de asesinato, robo y nexos con pandillas. Díaz, el más joven, será enjuiciado como adulto.

Gálvez, quien creció en el área, inició como ayudante de policía en el Departamento de Downey en el 2006, mucho tiempo antes de pasar a ser parte del departamento.

No obstante, antes de ser parte de la agencia del orden de Downey, Gálvez se incorporó a la Marina. En una ocasión fue mandado a Irak y en otra ocasión a Afganistán, para luego regresar al Departamento en el 2010 y juramentar como policía.

“Ricardo estaba lleno de alegría. Siempre tenía una sonrisa en su rostro”, dijo Eleazar Aguilar, quien fue compañero de Gálvez cuando ambos eran infantes de Marina.

A Gálvez le sobrevive su madre, un hermano y dos hermanas menores.

Álvarez y Knott han sido detenidos sin derecho a fianza; mientras Díaz tiene una fianza de un millón de dólares. Los tres están programados para presentarse en corte el 17 de diciembre. La hermana de Díaz insiste en que su hermano es inocente.

Los dos jóvenes adultos podrían enfrentar la pena de muerte si son encontrados culpables y si la fiscalía decide buscar dicho castigo. Debido a que Díaz es menor de edad solo enfrentará cadena perpetua en caso de ser encontrado culpable.

Veronica Rocha, Richard Winton y Cindy Chang contribuyeron a la historia.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°