Le cortó la garganta a su pequeña hijastra tras abusarla sexualmente; ¿cuál es su castigo?

Le cortó la garganta a su pequeña hijastra tras abusarla sexualmente: ¿Cuál es su castigo?

Después de varios meses de haber estado abusando sexualmente de su hijastra, de nueve años de edad, Jacinto Trujillo decidió terminar con la vida de la menor por miedo a que ésta lo denunciara.

Trujillo, quien vivía con la hijastra y la madre de ésta en Long Beach, tomó a la menor en su auto; manejó hasta llegar cerca del estacionamiento trasero de una iglesia y le cortó a la niña la garganta antes de intentar matarse así mismo.

Este lunes, el hombre de 36 años de edad, fue sentenciado a 41 años en prisión por la muerte de la menor, no sin antes declararse inocente del asesinato, copulación oral y admitir que utilizó una hoja de afeitar como un arma.

El juez de la Corte Superior de Los Ángeles, Gary J. Ferrari, dictó inmediatamente la sentencia y le ordenó a Trujillo registrarse como delincuente sexual de por vida.

De acuerdo a la fiscalía, Trujillo había criado a su hijastra Xiomara desde que era un bebé.

Una tarde del 27 de abril del 2012, Trujillo caminaba con la menor de la mano, cerca de la avenida Woodruff y la calle Willow, cuando sacó la navaja, le cortó la garganta y la dejó sangrando en el estacionamiento de la Iglesia Metodista de Los Altos.

Trujillo también intentó matarse y se apuñaló asimismo, pero fue encontrado con vida. Posteriormente, él admitió a los investigadores que había abusado de la menor en múltiples ocasiones.

Los fiscales dijeron que el abuso ocurrió entre el 1 de noviembre del 2011 y hasta que la niña fue asesinada.

En una entrevista con Graciela Fernández, madre de la menor, ésta le declaró a HOY que nunca se percató de que Trujillo había estado abusando de la niña.

Fernández sostuvo que su pareja se había quedado sin empleo y había empezado a tomar drogas en el último año.

También declaró que hubo ocasiones en que Trujillo se quedaba solo con la menor, cuando el resto de sus hijos estaban en la escuela o ella estaba fuera de casa haciendo mandados.

La señora añadió que Trujillo le cambiaba el pañal a la niña todas las noches, porque ésta mojaba su cama a pesar de su edad. Recalcó ser una mujer religiosa y perdonar al asesino de su hija.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°