Local

LAUSD baja de 'C' a 'D' la calificación aprobatoria para que estudiantes se gradúen

LAUSD flexibiliza requisitos para que los estudiantes pasen los cursos con el grado 'D'

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) aprobó ayer por unanimidad una iniciativa que pretende facilitar a los estudiantes el camino hacia su graduación.

La política, que permite a los alumnos aprobar sus cursos con una D para obtener su título de preparatoria, pretende elevar el número de alumnos graduados.

"No queremos que los niveles bajen más pero tampoco queremos que dejen a muchos jóvenes sin oportunidades. Si se exige a los estudiantes una C, son muchos los que no se graduarán, además esto está ligado a los cursos de preparación a la universidad", explicó Evelyn Alemán, activista a favor de la medida.

Una encuesta hecha por el mismo LAUSD reveló que de elevar los estándares, sólo el 37 por ciento de los alumnos lograría aprobar los cursos.

"Estamos restableciendo algo que ya existió: el número de créditos requeridos para graduarse de 230 a 210. (También) habrá más flexibilidad en los horarios de clases de los alumnos para repetir o recibir tutoría durante la jornada escolar", aseguró Mónica García, miembro del LAUSD

A su vez, el también miembro del LAUSD, Steve Zimmer, defendió la nueva política asegurando que "es realmente inmoral castigar a los niños que no logran sus grados por la falta de dotación de recursos en el distrito".

Así, la nueva política no sólo regula los grados de los estudiantes sino que también otorga fondos y un seguimiento a las clases AG que garantiza a los alumnos el acceso a cursos dirigidos para encaminarlos a obtener un cupo en la universidad.

"Yo soy madre de dos estudiantes de LAUSD, y muchos nos dicen porqué defendemos que sean aprobados con un grado D. Esto va más allá, necesitamos salvar el proyecto AG y darle la oportunidad a otros estudiantes que se superen pero no por la fuerza sino dándole recursos", advirtió Alemán.

La aprobación de este proyecto viene para anular las recomendaciones hechas por varios grupos de padres de familia, docentes, administradores, estudiantes y miembros de la comunidad, que exigían a los estudiantes de las clases del 2016 y 2017 obtener una C como mínimo, para poder graduarse.

En una encuesta realizada entre más de 10.500 participantes, el 68,1 por ciento apoyó elevar la calificación de aprobación de una "D" a una "C".

"Estoy en desacuerdo en esta decisión, creo que por eso la retrasaron tanto, con esto sólo quieren elevar sus niveles de graduación pero no están pensando en el nivel de los jóvenes, les están haciendo daño", advirtió Nicolás Hernández, padre de un estudiante de LAUSD.

"No podemos quedarnos con esta mediocridad que está arruinando a las minorías y los latinos especialmente", agregó.

La coalición que apoya el proyecto de elevar los grados ha dicho que de ser necesario llevará la discusión a los votantes.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
75°