Latinos de Whittier protestan por volantes del Ku Klux Klan

Latinos de Whittier protestan por volantes del Ku Klux Klan

Decenas de residentes de la localidad californiana de Whittier protestaron hoy frente al ayuntamiento de esa ciudad para exigir a las autoridades que investiguen como un crimen de odio la aparición de varios volantes racistas frente a sus casas.

Los volantes, repartidos dentro de una bolsa plástica, instaban a "las hermanas y hermanos blancos" a unirse al movimiento supremacista Ku Klux Klan para "recuperar al país" y luchar contra los latinos para evitar que lleguen al poder.

"Tomamos muy en serio esta clase de amenazas en contra de nuestra comunidad y queremos exigirle a las autoridades que investiguen el hecho que podría terminar lastimando a personas inocentes", manifestó a Efe la vocera de la Coalición de Latinos de Whittier, Cecilia Gómez Reyes.

Los volantes, a diferencia de las veces pasadas, traían además información específica en contra de los inmigrantes y las políticas del presidente Barack Obama, e incluso algunas propuestas del precandidato presidencial republicano Jeb Bush.

En los panfletos fotocopiados aparece una página web desde donde los interesados, sólo "blancos americanos puros" según la nota, podrán encontrar una solicitud para aplicar a formar parte del grupo e incluso tiene una división para los jóvenes de 13 a 17 años de edad.

"No podemos permitir que vengan a atacar a nuestro vecindario por un problema político, yo sé que muchos tiraron a la basura esto pero no lo debemos dejar pasar", aseguró Nohora Salgado, residente de Whittier.

El grupo Loyal White Knights se acreditó la repartición de la propaganda, que en la semana pasada fue dejada cerca de unos 100 hogares en Fullerton, condado de Orange.

Así también, el pasado 18 de enero, el Día de Martin Luther King Jr., la propaganda fue distribuida en la ciudad de Santa Ana.

Para el vicepresidente de la Liga de Ciudadanos Unidos de Latinoamérica (LULAC), Benny Díaz, la preocupación es que la propaganda haya salido de los límites de Orange, un condado que es conocido por sus posturas conservadoras

"Este condado es conocido por tener entre sus residentes a antiinmigrantes, aquí nacieron los Minutemen y otros grupos en contra de la inmigración, así que no es extraño", explicó a Efe.

Aunque el hecho de repartir volantes no constituye ningún delito en la ciudad de Whittier, la Coalición de Latinos de Whittier quiere pedir a la ciudad que considere regular esta clase de ataques a la comunidad.

"Así comenzamos y un día de estos se desata una tragedia, solo porque alguien decidió impartir estas ideas racistas", advirtió Gómez Reyes.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
77°