Las expectativas fueron rebasadas y ahora el DMV pide paciencia

Las expectativas fueron revasadas y ahora el DMV pide paciencia

El departamento que expide las licencias de conducir para indocumentados en California ofreció ayer disculpas y pidió paciencia por las demoras en el proceso a aquellos que han sido remitidos a una segunda revisión.

Los funcionarios del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV), destacaron  que el número de solicitudes presentadas, al entrar en vigencia este año la nueva ley que permite otorgar licencias a los indocumentados, sobrepasó las cifras calculadas por la entidad.

Artemio Armenta, portavoz del DMV, explicó que la entidad había previsto "atender medio millón de solicitudes en los primeros seis meses", pero esa suma de solicitantes se cumplió ya en el cuarto mes de la vigencia de la ley.

En recientes declaraciones, el director de comunicaciones del DMV, Armando Botello, también informó que habían "añadido personal dedicado a las diferentes tareas relacionadas con la segunda revisión y con eso esperamos que el proceso se acelere".

Sin embargo, la entidad pidió paciencia a quienes están en esa revisión adicional recordando que California es el único estado que otorga esta opción a los indocumentados con el fin de tratar de que a nadie se le niegue la licencia de conducir.

La entidad destacó que para atender la implementación de la AB 60 contrató 900 nuevos empleados, agregó los sábados en algunas sedes, extendió las horas ordinarias de muchas de sus oficinas y abrió cuatro nuevos centros dedicados exclusivamente a recibir y procesar estas solicitudes.

Según las cifras más recientes presentadas por el DMV, hasta el 30 de abril, la entidad había entregado más de 281.000 licencias de conducir a indocumentados y más de 584.000 personas habían comenzado su proceso de solicitud desde el 2 enero.

De los solicitantes bajo la AB 60, cerca del 91 % ha aportado la documentación necesaria para la expedición de la licencia y sólo aproximadamente 3,5 % no ha presentado los documentos suficientes, por lo que están siendo procesados para una segunda entrevista de revisión.

De acuerdo con el DMV, se calcula que al entrar en vigencia la ley, en California había 1,4 millones de indocumentados elegibles para obtener una licencia de conducir.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
73°