La transición no llega a USCIS; en la comunidad esperan que los recursos de ciudadanía no sean recortados

La transición no llega a USCIS; en la comunidad esperan que los recursos de ciudadanía no sean recortados

Cada año un promedio de 680 mil personas optan por la naturalización estadounidense y con el debate del presupuesto de la nación, existe preocupación entre la comunidad que los recursos de educación cívica y preparación de la ciudadanía vayan a sufrir recortes.

En el 2016, Camerina Pérez, originaria de México, se decidió por cambiar su estatus de residente. “Tardé 10 años porque nunca había estudiado inglés”, comentó la inmigrante tapatía que aprovechó todo recurso que encontró para aprenderse las 100 preguntas.

La oriunda de Guadalajara, radicada en California desde el 2006, cuenta que en vez de renovar la ‘green card’ prefirió la naturalización aunque para ella era un camino sinuoso, así que aprovechó la guía del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS).

“Tenía miedo”, admitió en referencia al idioma. Fue entonces que agarró la guía de preparación de USCIS, se puso a practicar y memorizar las preguntas con la ayuda del disco compacto que viene incluido, aparte de ver videos de entrevistas en Youtube.

“Me ayudó a saber pronunciar y entender las preguntas”, dijo sobre el recurso que ofrece el gobierno. En consecuencia, en julio del año pasado, fue juramentada estadounidense.

En este momento, los recursos cívicos que Pérez utilizó no se están ofreciendo completos. Martha Jiménez, miembro del consejo consultivo del Departamento de Seguridad Nacional, se alarmó porque el disco compacto ha desaparecido de la guía.

Con los recortes en el presupuesto federal, la activista relaciona los cambios con esa medida; sin embargo, lo que le preocupa es que los inmigrantes tengan que buscar fuentes que no sean fidedignas para prepararse, algo que afectaría si se tratara de una medida permanente.

“Es un golpe frontal, no solo a los latinos, es a todos los inmigrantes porque hay gente que no sabe leer ni escribir y algunos no hablan inglés a la perfección”, señaló.

Ese recurso, plantea Lubia Para, coordinadora del programa de inmigración en Community Lawyers, no es tan relevante porque mucha gente no sabe utilizar las computadoras.

Sin embargo, sostiene que su mayor preocupación son los servicios en los vecindarios, por esa razón aboga porque USCIS “provea clases uno a uno, que abra más escuelas y centros comunitarios en donde se le ayude a la gente a estudiar las preguntas en grupos”.

En su portal de internet, la agencia federal cuenta con una variedad de servicios que se complementan a las guías para el examen de ciudadanía. Aquí se pueden obtener los formularios para la naturalización e informarse sobre las sesiones informativas, entre otros.

Claire Nicholson, vocera de USCIS, explicó que las guías y otras herramientas informativas impresas sobre la naturalización, así como el CD, están siendo actualizados. De hecho, aclaró que algunas preguntas de la prueba de educación cívica han cambiado y están disponibles en la web.

“Este proceso toma varios meses, mientras esperamos el lanzamiento de las fotografías oficiales de la Casa Blanca y la impresión de nuevas acciones a través de la Oficina de Publicaciones del Gobierno”, detalló la funcionaria a HOY.

Entretanto, Nicholson invitó a los interesados en el trámite de la ciudadanía a visitar el portal uscis.gov/es/ciudadania, en donde se puede obtener información y recursos útiles para este proceso.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°