Local

Joven recibe beca universitaria y busca romper el estereotipo sobre los hogares de crianza

Joven recibe beca universitaria y busca romper el estereotipo sobre los hogares de crianza

Desde su infancia ha tenido que ir contra la corriente, pero Guadalupe Carbajal ha sacado fuerzas para sobresalir; al recibir una beca, con la que avanzará en la educación universitaria, afirmó que al graduarse tiene como objetivo ayudar a jóvenes en hogares de crianza, sistema que ella conoce bien.

“Todos ven los hogares de crianza como una estadística, que [los jóvenes] no se gradúan, no van a la universidad, yo no quiero ser uno más”, manifestó con convicción Carbajal, de 19 años de edad, antes de recibir 1,000 dólares para continuar su licenciatura en Sociología.

La joven, de ascendencia mexicana, desde los tres años de edad tuvo que adaptarse a vivir sola. “Por mucho tiempo sentía que necesitaba a un padre o una madre”, dijo. Ese vacío lo tuvo que cubrir un trabajador social del Departamento de Niños y Familia del Condado de Los Ángeles (DCFS).

A su padre, aseguró, lo conoció a los 16 años. Su madre estaba mal de salud y viajó a México. El día que ella llegó, su progenitora falleció. “Para mi ha sido un poquito más duro, porque no he tenido a nadie”, reconoció la estudiante de segundo año en el Antelope Valley College, en Palmdale.

Hasta finales de agosto habían 18,000 niños en hogares de crianza del condado, el 60% de ellos son latinos. Al menos 2,000 de ellos están en las edades de 18 a 21 años, quienes están en el programa extendido en donde se les ofrecen recursos que apoyan su educación y entrenamiento profesional.

A juicio de Lili Romo, trabajadora social, cada mes se tiene que visitar a estos muchachos. El problema que ella observa se da cuando están por salir de ese programa. “Hay un ‘shock’ cuando van a cumplir 21 años, se asustan”, aseveró sobre el temor de no contar con el apoyo de nadie.

El condado, sin embargo, ofrece el servicio de vivienda hasta los 24 años, para eso necesitan tener un trabajo; si no lo tienen deben demostrar que están buscando uno.

En 1995 el supervisor Michael Antonovich creó la recaudación de fondos anual para ayudar al DCFS; estos recursos sirven para proveer ropa, servicios dentales, camas, lentes, equipos, uniformes deportivos y actividades de enriquecimiento, entre otros.

Esta vez, en la cena organizada para ese fin, se entregaron 10 becas. Danny Trejo, protagonista de las películas “Machete” y “Runaway Train”, recibió un reconocimiento a su trayectoria. A criterio del actor, lo mejor que pueden hacer los jóvenes es alejarse de las drogas y el alcohol.

“La educación es la clave, para cualquier cosa que quieras hacer necesitas ser educado”, indicó Trejo.

De acuerdo a Dominique Robinson, gerente del Childrens Trust Fund del DCFS, los fondos son insuficientes; la meta es brindar más becas, por lo que invitó a la comunidad a visitar el portal en internet en donde se pueden realizar más donativos.

“Queremos ser capaces de hacer más, proveerles apoyo educativo y que sus sueños se hagan realidad”, aseguró la funcionaria.

Carbajal, por su parte, agradece el apoyo que ha recibido de las trabajadoras sociales. Al obtener su licenciatura universitaria tiene la meta de laborar como una de ellas.

“Quiero ayudar a gente en hogares de crianza así como yo”, aseveró la joven que se autocalifica como alguien valiente y cree que, como hasta hoy, puede conquistar muchas cosas sin la presencia de un padre a su lado. “Honestamente creo en Dios, me apoya y estoy feliz con eso”.

Donaciones para jóvenes en hogares de crianza

Sitio web: childrenstrustfund.net

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
73°