Joven latino quiere hacer historia en Compton

Joven latino quiere hacer historia en Compton

En una reñida primera vuelta electoral en marzo, donde competían seis candidatos por el Distrito 1 de Compton, Richard Alatorre logró colarse entre los dos finalistas. Pero este 2 de junio, el joven tendrá que vencer a la actual titular y candidata Janna Zurita, si es que quiere hacer historia.

Alatorre de 33 años y nacido en la ciudad, durante mucho tiempo se ocupó de cortar carne y comprar verduras en el negocio familiar Alatorre Market, fundado en 1976 por sus abuelos paternos, oriundos de Jalisco, México.

“La gente me dice: ¿Qué estás haciendo en Compton? Es una ciudad terrible”, comenta el candidato preocupado por la imagen que se tiene de su localidad, pero él afirma que se puede cambiar enfocándose en oportunidades para los jóvenes.

Apoyado por algunos miembros de la comunidad, el contratista de profesión y también empleado de una compañía de electricidad señala que está preparado para relevar a la funcionaria Zurita, quien ha representado el área desde el 2011.

“No hay trabajos para los jóvenes, por eso se meten a las pandillas”, plantea el aspirante latino. “Mira las calles que tenemos, están deterioradas y sucias, así pasan siempre. Por lo menos los últimos 15 años han estado así”.

Con la ayuda de voluntarios, desde que comenzó la campaña en enero, ha estado recorriendo los vecindarios, tocando puertas y registrando votantes. Entre ellos participan, en su mayoría, jóvenes latinos y afroamericanos.

Walter Jones, de 27 años, y amigo de Alatorre dice que por décadas no ha visto gran mejoría en la ciudad.  

“He vivido en Compton toda mi vida, pero no he visto cambios”, afirma “Este reto no es algo difícil, es algo nuevo pero [Richard] si puede lograrlo. Tiene muchas habilidades”.

Siendo un niño, a principio de los ’90, Alatorre participó con su padre en las marchas contra la proposición anti-inmigrante 187. De igual forma se involucró en movilizaciones contra la brutalidad policial y en actividades de la cámara de comercio local, siempre apoyado por su padre Arnulfo Alatorre.

“Siempre me decía que quería correr, ‘estás loco’, le contestaba”, rememora Arnulfo, de 54 años, quien ha invertido al menos 8 mil dólares en la campaña de su hijo. “Pienso que debe haber otro concejal latino y que trabaje para todos, no sólo para un grupo”.

Cuando tenía 21 años, el joven Alatorre expresó por primera vez su interés en la política, pero al darse cuenta que el sistema de votaciones no les favorecía, buscaron asesoría con el abogado Joaquín Ávila y luego se involucraron en el proceso que derivó en la Medida B.

La implementación de la Medida B estableció un sistema electoral basada en distritos, el cual permitió que en el 2013 fuese electo Isaac Galván, el primer concejal latino, representante del Distrito 2. Ahora podría aumentar la representación hispana en el Distrito 1.

Galván, por su parte, dice que ha expresado su disponibilidad para cualquier asesoría que solicite el candidato. “Pienso que [Alatorre] es un joven brillante que definitivamente tiene pasión por la comunidad”, destacó el concejal.

En la primera vuelta electoral, realizada el 21 de abril, Alatorre obtuvo 454 votos, mientras que Zurita alcanzó 512.

Para ampliar ese margen y exhortar a los electores indecisos a que vayan a votar, el candidato latino ha dedicado al menos tres horas diarias para mostrar sus propuestas a la comunidad.

Alatorre estudia administración de empresas en National University College. A su juicio, lo que la ciudad necesita es voluntad de los políticos y compromiso por resolver las necesidades de la comunidad.

“Queremos cambiar la ciudad, no podemos vivir con los mismos problemas”, advierte el candidato. “Estoy aquí para las dos comunidades: latinos y afroamericanos”.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
48°