Inmigrantes arremeten contra Peña Nieto por represión contra maestros en Oaxaca

Inmigrantes arremeten contra Peña Nieto por represión contra maestros en Oaxaca

La comunidad mexicana en el Sur de California condenó los hechos violentos perpetrados en Nochixtlán, Oaxaca que dejó un saldo de ocho muertos, al tiempo que culparon al presidente Enrique Peña Nieto por la escalada de violaciones a los derechos humanos en esa nación.

“Responsabilizamos a Peña Nieto por la represión”, señaló Odilia Romero, vicecoordinadora general del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (Fiob). “Está al servicio del capital, no le importa reprimirnos o desaparecernos, no es algo nuevo porque se vio desde que era gobernador”.

El Fiob, con representación desde San Diego hasta Fresno en el estado de California, realizó una protesta el domingo por los ataques de la policía federal en contra de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que se oponen a la privatización educativa.

La movilización solidaria continuará en Los Ángeles, Oxnar, Fresno y San José por medio de una vigilia, a realizarse este viernes, para presionar al gobierno a que ponga un alto al uso de la fuerza y se respeten las protestas que realizan los sectores sociales como vía para expresar el descontento.

“La población está enojada y el presidente no sabe cómo contestarle; ahora la represión es más explícita, abriendo fuego contra la misma gente, ya no hay cortinas de humo”, manifestó Nansi Cisneros, activista oriunda de Jalisco que lucha por encontrar a su hermano desaparecido.

La crisis que vive el país, aseguró Gaspar Rivera, sociólogo de la Universidad de California en Los Ángeles, es el ambiente apropiado para que la comunidad internacional y organismos que representan a oriundos “cierren filas y le pidan al gobierno federal que rectifique el camino”.

Estas acciones, agregó el experto, forman parte de un cálculo político, porque ocurrieron después de las elecciones, del 5 de junio anterior, de lo contrario la derrota al partido oficial hubiese sido mayor. “Es un ejemplo de la debilidad y la arrogancia, hay una inhabilidad para darle salida a la crisis”.

En una encuesta del diario Reforma, divulgada en abril, se reveló que el 66% de los mexicanos reprueba la gestión de Peña Nieto, el índice más bajo desde que asumió el poder en el 2012. En el sondeo la mayor preocupación de la población es la economía y la corrupción.

A juicio de Miguel Tinker Salas, profesor de Estudios Latinoamericanos del Colegio de Pomona, las agresiones contra los maestros buscan minimizar el debate sobre la privatización de la educación y es una forma de detener el descontento ante el rumbo que lleva el país vecino.

“Lo que más temen es que los maestros se puedan ligar a otros movimientos sociales que han surgido”, resaltó el académico, advirtiendo que por esa razón el gobierno federal ha optado por criminalizar las protestas, lo que le permite justificar las violaciones y abusos de poder.

A raíz de los enfrentamientos y las muertes del domingo anterior, plantea Tinker Salas que el Departamento de Estado estadounidense no se ha pronunciado, dejando en evidencia una política desigual en su trato hacia América Latina cuando se trata del respeto a los derechos humanos.

“Hay una complicidad”, subrayó el investigador, “porque se defiende a los aliados y se critica a los que se considera enemigos, aunque sean los mismos hechos. Si fuera Venezuela y Ecuador las declaraciones [del gobierno estadounidense] no se hicieran esperar”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°