Inmigrante creó aplicación sobre becas luego de sortear obstáculos para estudiar

Inmigrante creó aplicación sobre becas luego de sortear obstáculos para estudiar

Encontrar becas ahora es más fácil, ese es el resultado de la aplicación Dreamersroadmap.com  creada por Sarahi Espinoza, en la que estudiantes indocumentados en cualquier parte de Estados Unidos disponen de una base de datos que se puede bajar en los teléfonos de forma gratuita.

Al graduarse de la preparatoria, en North Hollywood, California esta joven oriunda de Michoacán, México buscó ayuda financiera y completó la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA), pero ahí se dio cuenta que carecía de un número de seguro social.

“No encontraba fondos, le pedí ayuda a los profesores de la ‘high school’, pero ninguno supo orientarme”, recordó a HOY la menor de 10 hermanos, que se radicó en la Unión Americana en 1993, cuando apenas tenía cuatro años. “Quería ir a UCLA, pero no pude porque no tenía recursos”.

Espinoza, de 26 años de edad, en algún momento cuando le hablaban de la universidad dice le “lastimaba mucho”. Sus calificaciones de la secundaria fueron con honores, pero la falta de un estatus migratorio regular le jugó en contra y se encontró con un muro infranqueable.

En el 2008 se estableció en la área de la Bahía, en el norte del Estado Dorado. Después obtener algunos ahorros trabajando como niñera, afirma que lavaba y planchaba ropa entre otras actividades, ingresó a un colegio comunitario, el cual abandonó cuando enfermó su padre de cáncer.

“Mi historia personal me impulsó a crear esta aplicación”, enfatizó Espinoza, quien este miércoles lanzó al mercado, en la ciudad de Palo Alto, la herramienta disponible en Apple y Google, con la meta que en el primer año sea descargada por al menos 10,000 estudiantes.

La emprendedora describe la aplicación sencilla y práctica, en la que los solicitantes pueden obtener becas ya sea que tengan un seguro social o no, únicamente se require ingresar los datos de dónde viven, nivel de educación y saber si cuentan con algún beneficio migratorio.

¿Cómo llegó a la tecnología?

A través de un blog, creado en el 2012, esta inmigrante comenzó a colocar datos de becas, pero su idea era hacer algo de mayor impacto. Así aprendió a programar en HTML.

En el 2013, a iniciativa de Mark Zuckerberg, creador de Facebook, se convocó a inmigrantes para un maratón de tecnología a favor de la reforma migratoria, conocido como hackathon. Entre los 20 seleccionados estaba Espinoza, cuya experiencia le fue marcando el camino.

La aplicación, sin embargo, surgió luego que la organización Voto Latino, con sede en Washington D.C., le entregara 100,000 dólares. La joven planteó, en marzo de 2015, el concepto de su proyecto y resultó con el primer lugar de la competencia que se denominó Innovative Challenge.

“En vez de perder mi tiempo en las redes sociales, antes de la competencia me dedicaba a buscar becas”, explicó, detallando que todo el año pasado trabajaron en el desarrollo de la herramienta que ya se encuentra disponible al público, tanto en teléfonos Iphone como Android.

El liderazgo de esta joven fue reconocido recientemente por Hispanicize, entidad que promueve el talento latino en el ámbito de la programación. Espinoza recibió, en la gala 2016, el premio Impacto Positivo.

El camino para esta inmigrante, que ahora es residente permanente, le sabe a gloria. Al ver sus logros, recuerda que su padre falleció de cáncer en México en el 2011, pero por encontrarse indocumentada no pudo salir durante la enfermedad ni para el funeral.

“Otra vez mi estatus migratorio me negó lo que a otros se les hace más fácil”, aseguró.

En junio de 2015 obtuvo un diploma asociado en Ciencias Políticas y Comunicaciones, en el 2017 aplicará para completar la licenciatura en Berkeley o Stanford, con esta última tiene una alianza para que opere la organización, de la que ella es presidenta y que lleva el mismo nombre de la aplicación.

“Con la aplicación esperamos que los estudiantes se quiten ese estrés y puedan encontrar dinero”, subrayó Espinoza. “La sociedad nos dice que no podemos y más cuando los recursos nos impiden ir al colegio, pero ahora ya no hay excusa”, concluyó.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group