Incrementan infecciones por bacteria C. difficile en pacientes del hospital de Pomona

Incrementan infecciones por bacteria C. difficile en pacientes de hospital de Pomona

En vez de disminuir, las infecciones por la bacteria clostridium difficile, conocida como C. difficile, han incrementado entre los pacientes de Pomona Valley Hospital Medical Center en los últimos tres años, según reporte de Centers for Medicare and Medicaid Services (CMS).

Las autoridades y empleados han reaccionado con preocupación por la amenaza de esa bacteria que causa diarrea, fiebre, náuseas, pérdida de apetito y dolor abdominal, entre otros síntomas, que para combatirse requiere uso prolongado de antibióticos.

De acuerdo a CMS, entre el 1 de julio de 2015 y el 30 de junio de 2016 se reportaron 108 casos que contrajeron C. difficile en el referido centro asistencial, tendencia que va en aumento tomando en cuenta que en el 2015 fueron 94 y en el 2014 la cifra fue de 87.

"La comunidad merece saber que cuando entran por las puertas de este hospital, no van a estar en alto riesgo de contraer una infección", manifestó a HOY Lucy Hodges, técnico en radiología de Pomona Valley Hospital, al saber el reporte sobre los contagios. 

Hodges, además, agregó que los directivos del nosocomio deberían poner especial atención a este problema y los exhortó a que “escuchen las preocupaciones planteadas por los trabajadores y le den más prioridad al control de infecciones”.

El germen C. difficile provoca las infecciones asociadas a la atención de la salud, conocida como HAI, porque el contagio ocurre mientras los pacientes reciben atención en un centro hospitalario.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en el 2011 casi 500 mil personas fueron contagiadas por un tipo de HAI, al menos 29 mil murieron dentro los primeros 30 días del diagnóstico inicial.

Connie Leyva, senadora estatal por el Distrito 20 en el que representa a Pomona, Ontario, Chino y Fontana, se pone de lado de los trabajadores al lamentar que las preocupaciones del personal no han sido escuchadas, en contraparte advierte que los usuarios están en desventaja.

“Las infecciones de los pacientes continúan subiendo”, señaló la legisladora en un comunicado. “Hay claramente un problema aquí y, a pesar de sus garantías, los ejecutivos del hospital parecen estar mal equipados para detenerlo”.

Este reporte trasciende en medio de una disputa laboral entre el hospital y el Sindicato de Empleados de Servicio que representa a trabajadores de la salud (SEIU-UHW).

De acuerdo a la organización sindical, en un reclamo ante el Departamento de Salud Pública de California, empleados del hospital expresaron que la falta de capacitación, dotación de personal y control de calidad “estaba contribuyendo a las condiciones insalubres recurrentes”.

Frank García, gerente de mercadeo de Pomona Valley Hospital, indicó a HOY que las acciones de SEIU-UHW no les disuadirán del compromiso con los usuarios, aclarando además que las infecciones por Clostridium difficile no es algo exclusivo de este centro asistencial.

Este germen es uno de “los principales problemas que enfrentan los hospitales”, enfatizó el vocero.

En ese sentido, García destacó que han proporcionado cientos de horas de entrenamiento a los empleados, incluyendo capacitación obligatoria a los nuevos asociados de servicios ambientales y así también cada vez que se introduce un nuevo producto o procedimiento.

Es por esa política de trabajo, detalló, que el mes pasado Healthgrades les otorgó el segundo premio consecutivo de Excelencia en Seguridad del Paciente.

“Nuestras principales prioridades”, agregó el portavoz, “son proteger la salud pública, prevenir enfermedades y promover el bienestar de todos en nuestra área de servicio”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
89°