Guatemaltecos en L.A. alzan la voz pidiendo renuncia de presidente

Guatemaltecos en L.A. alzan la voz pidiendo renuncia de presidente

Las protestas por la corrupción en Guatemala provocó la renuncia de la vicepresidenta Roxana Baldetti; sin embargo, las movilizaciones sociales dentro y fuera de ese país continúan exigiendo que el presidente siga el mismo camino.

Mientras en la capital chapina, centenares de personas se manifestaron el fin de semana pidiendo que renuncie Otto Pérez Molina, en Los Ángeles decenas de migrantes se concentraron en el parque MacArthur con pancartas y carteles en mano.

En algunos carteles se leía: “Pérez Molina vete!!” y “Te queremos lejos”. En otros textos expresaban: “Un gobernante que fue mal negociante y no tan popular, se burla de un pueblo errante que le viene a reclamar”.

El descontento va en alza y a pocos meses de que se celebren elecciones presidenciales, programadas para el 6 de septiembre, líderes angelinos advierten que dichos comicios no ofrecen garantías democráticas.

En entrevista con HOY, Walter Batres, activista y miembro de la Red Nacional de Migrantes por la Dignificación de Guatemala, asegura que el parlamento también es cómplice al no escuchar el clamor popular.

“A un mes de que el pueblo está protestando el Congreso no le ha hecho un antejuicio al presidente”, se lamenta el líder chapín. “En cuanto caiga Pérez Molina vamos a pedir el aplazamiento de las elecciones y promover una reforma electoral”.

De acuerdo a Batres, esta es la mejor coyuntura para reconstruir la nación, estableciendo una reforma constitucional y un nuevo Congreso, al considerar que todos los partidos políticos están salpicados por la corrupción.

Al mismo tiempo, sostiene que la Cancillería también enfrenta el reto de renovar la política exterior, de modo que sean nombrados diplomáticos de carrera en los consulados y embajadas en el mundo, no simplemente allegados a la presidencia.

“Los nombramientos de cónsules no ha sido un acto muy ético”, asevera.

La renuncia de la exvicepresidenta Baldetti obedeció a la presión social, luego que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) desarticulara una red por desfalco a las arcas del Estado.

El supuesto cabecilla y prófugo de la justicia es el exsecretario privado de Baldetti, Juan Carlos Monzón, en el cargo hasta finales de abril.

Como resultado de otras investigaciones, después fueron detenidos funcionarios del Instituto Guatemalteco del Seguro Social (IGSS) por contratos irregulares, así como el presidente del Banco de Guatemala por fraude, entre otros.

En ese sentido, esta ola de protestas no solo desestabilizan al gobierno, sino que amenazan al sistema político guatemalteco en su conjunto, al generarse a pocos meses de las elecciones presidenciales donde se eligirán también a 158 diputados del Congreso.

De igual forma, la población votará para nombrar a 20 diputados del Parlamento Centroamericano y se definirán los alcaldes de 338 municipios en toda la nación.

Entretanto, las manifestaciones de los migrantes no van a detenerse, preocupados por el destino del país y esperando que por fin se respete a los guatemaltecos en el exterior, quienes sostienen la economía de esa nación con sus remesas.

De acuerdo al Censo 2010, en Estados Unidos residen 1,044,209 personas de ascendencia chapina, quienes en el 2014 enviaron 5,544 millones de dólares en remesas, es decir que incrementó en 8.6% en relación al año anterior.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
45°