Programa de refugiados por la violencia ofrece esperanza a centroamericanos (video)

Exhortan a centroamericanos en EE.UU. a ampararse a programa de refugiados por la violencia

La violencia que golpea a Guatemala, Honduras y El Salvador genera zozobra en quienes tienen familiares en zonas controladas por las pandillas o crimen organizado; sin embargo, ahora tienen la alternativa de ampararse a un programa de refugiados.

Desde el 2009, Maribel B., como pidió ser identificada, vive con el corazón en la mano. En ese año, torturaron y asesinaron al padre de su hijo en el oriente de El Salvador, razón por la que busca ayuda para reunificar a su familia en California.

“Me da miedo porque mi hijo también corre peligro, en el pueblo donde vive no puede entrar nadie que sea de otro lugar, existen amenazas de las pandillas”, relató la mujer amparada al programa Estatus de Protección Temporal (TPS) desde el 2001.

A través del Programa de Refugiados para Niños Menores Centroamericanos (CAM), creado en diciembre de 2014, los hijos e hijastros de personas bajo el estatus de residentes permanentes y TPS pueden aplicar a esta iniciativa del presidente Obama.

De las 300 agencias autorizadas para procesar estas solicitudes en la Unión Americana, tres están en el Sur de California: International Rescue Comittee, Interfaith Refugee and Immigration Services y el Instituto Internacional de Los Ángeles (IILA).

Cada lunes por la mañana, en las oficinas de IILA frente al parque Lincoln, se brindan charlas sobre este programa. Ángel Martínez originario de Santa Ana, El Salvador completó sus documentos y queda a la espera de la siguiente etapa del proceso.

“Espero que Migración ayude a muchas familias, porque lo necesitamos. La actual rutina de mi hijo es de la escuela a la casa, es una pena para uno. Si llega a Los Ángeles voy a ser muy feliz porque aquí estaría más seguro”, manifestó Martínez.

Este trámite es gratuito y las personas interesadas pueden acudir por asesoría, cita a la que sugiere llevar documentos como actas de nacimiento de sus hijos, prueba de su estatus migratorio y una identificación del estado de California.

Los beneficiarios tienen que ser menores de 21 años y solteros, en caso de tener hijos también califican. El proceso requiere una prueba de ADN, examen valorado en los 600 dólares, dinero que es reembolsado al comprobarse el resultado positivo.

“Si se aplica por un hijo, que es el primer eslabón, el solicitante también puede traer a la esposa en caso de encontrarse en El Salvador, Guatemala o Honduras”, detalló Roque García, asistente del programa CAM en IILA.

De igual manera, los indocumentados que estén casados con alguien que tiene TPS o residencia permanente pueden alcanzar este beneficio para sus hijos biológicos, adopotivos o hijastros, en un proceso que dura aproximadamente un año.

“La esencia de este programa es la reunificación familiar aprobado debido a la violencia”, enfatizó García. “No pierdan la oportunidad y ayudénnos a divulgar esta información, ya sea que lo necesite o que lo aprovechen otras familias”.

Después de un año de haberse creado CAM, la semana antepasada ingresó a la Costa Este de EE.UU. el primer grupo de seis niños oriundos de El Salvador, en los próximos días se espera que pase lo mismo con hijos de migrantes en California.

ASISTENCIA PARA REFUGIADOS CENTROAMERICANOS
Instituto Internacional de Los Ángeles
Tel. 323-987-8237
Dirección: 3845 Selig Pl., Los Ángeles
Charlas: Todos los lunes a las 9 am

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°