Estudiantes de California empujan la creación de universidad en internet

Estudiantes de California empujan la creación de universidad en internet

Como estudiante universitaria, Marisol García reconoce lo costosa que es la educación superior, especialmente para los jóvenes sin empleo y sin hogar estable.

“A pesar de que el radio de graduaciones ha aumentado demasiado en los últimos años en general, sabemos que muchos estudiantes de bajos recursos no alcanzan a lograr esa meta, peor aún si son estudiantes de color e inmigrantes, porque son los más pobres”, dice García, una estudiante activista que apoya a California en crear universidades en línea.

El proyecto ofrecería programas de certificación y credencialización dirigidos a los jóvenes más rezagados y que al mismo tiempo se están adaptando a un mercado en evolución.

Jerry Brown, gobernador de California, propuso el plan y los legisladores incluyeron 100 millones en el presupuesto estatal este año con 20 millones adicionales anuales, para realizar el proyecto.

“Te imagines tener la educación superior en tu propio hogar”, pregunta García “El ahorro en tiempo y costos de clases sería ganarse la lotería para muchos, especialmente para aquellos cuyas horas de trabajo no son tan flexibles”, dice la estudiante.

El colegio comunitario en línea está dirigido a los 2.5 millones de personas en California entre 25 y 34 años que solo tienen un diploma de escuela preparatoria, pero no un título.

Alrededor del 80 por ciento de estos adultos son trabajadores tiene problemas de educación y economía, el 49 por ciento de ellos latinos, explica el resumen del estado.

“Esta universidad comunitaria creará y coordinará cursos y programas accesibles, flexibles y de alta calidad en línea. Una parte fundamental de los esfuerzos de la universidad será garantizar que los estudiantes que trabajan tengan el apoyo que necesitan para tener éxito en sus programas", indica el resumen.

Los californianos han tenido una racha difícil cuando se trató de recuperarse de la recesión, pero aquellos con un  asociado o la licenciatura se recuperaron más pronto que los que solo tenían el diploma de predatoria o algún tipo de estudios en College, afirma el gobernador.

Robert Muñoz, estudiante de  Cal Poli Pomona, favorece el plan.

“California debe evolucionar en cómo ofrece educación, y su sistema viejo de inscripciones, peticiones para préstamos, inclusive cómo imparte clases”, dice Muñoz. “Por ahora hay una que otra universidad que imparte algunas clases en línea, pero muchos no ven esa educación creíble… Es hora de hacerla formal y real para los que tenemos menos acceso”, agregó.

La universidad permitirá a los estudiantes ir a su propio ritmo, sin seguir el calendario académico tradicional. Los cursos serán más cortos que los tradicionales y la universidad usará "aprendizaje adaptativo y estará basado en la competencia", para que los estudiantes no tengan que "volver a aprender lo que ya saben", afirmó la oficina del rector.

La oficina también dijo que contratará profesores dentro del sistema educativo del estado, y que contratará profesores adicionales.

El canciller de Community Colleges, Eloy Ortiz Oakley, explica que hay miles de puestos disponibles cada año en la red de tecnología, pero no hay suficiente gente con las habilidades para ocupar esos puestos.

"Al trabajar mano a mano con el sector tecnológico del estado, crearemos una vía para que más californianos puedan adquirir las habilidades que los conducirán a un aumento de los salarios y más oportunidades”, dice Oakley.

Además de obtener el apoyo del sector de la tecnología, la propuesta tiene el respaldo de la Unión Internacional del Servicio Empleados International (SEIU) Local 1000, que representa a 96,000 trabajadores en California.

"Desarrollar líderes es una prioridad para nuestro sindicato, y estamos orgullosos de ser socios con el estado para establecer una universidad comunitaria en línea que cree vías para capacitar a más profesionales”, dice Margarita Maldonado, vi presidente de negociaciones del sindicato.

De acuerdo con la propuesta, la universidad ofrecerá cursos en manufactura avanzada, cuidado de la salud, educación en el sector de servicio al cliente, servicios de apoyo en el hogar y desarrollo infantil, entre otros.

Pero muchos miembros de la facultad se oponen a la creación de una nueva escuela en línea. Dicen que el dinero se utilizaría mejor para expandir las opciones en línea existentes.

"En lugar de comenzar una universidad completamente nueva y gastar millones de dólares desarrollando una nueva burocracia, la asignación propuesta de 120 millones sería mucho mejor utilizada para expandir la Iniciativa de Educación en Línea de la universidad comunitaria existente", escribió un grupo de sindicatos de docentes independientes en una carta opuesta la medida.

La universidad planea inscribir estudiantes para fines de 2019.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
75°