Estados Unidos es un país construido por ‘mierda’ reaccionan activistas y políticos en L.A.

Estados Unidos, un país construido por ‘mierda’

La comunidad inmigrante le recuerda a Donald Trump que Estados Unidos está construido, estructural y económicamente, por gente originaria de países a los que el presidente califica como ‘mierda’.

Las respuestas de activistas, líderes religiosos y políticos surgen tras los comentarios de Trump durante una  junta en la Oficina Oval sobre el futuro de Daca, donde se dirigió a los políticos preguntando porqué la Unión Americana debería aceptar inmigrantes de "países de mierda" como África, América Central y Caribe.

A pesar de que ahora Trump niega haber dicho tal ofensa, a nivel local está dejando huella.

Pablo Alvarado, director ejecutivo de la Red Nacional de Jornaleros  (Ndlon), señala en tono sarcástico que el presidente ya subió de categoría a los inmigrantes.

“Primero nos llamó basureros del tercer mundo, y ahora países de mierda… Lo importante es que nuestro pueblo no se deje definir por estas palabras racistas”, dijo.

 El activista añade que “los hondureños, salvadoreños, haitianos, africanos son personas hermosas que han hecho grandes contribuciones en el país. No dejen que ningún tipo por más poder que tenga los humille".

Alvarado, oriundo de El Salvador, considera que "este es un insulto de un hocico que no tiene control, pero el lenguaje define a una persona y este puede ayudar o destruir; Trump siempre escoge palabras para destruir nuestro autoestima, hay que estar consientes de eso y no dejarnos oprimir”. 

Guillermo Torres, organizador de Clérigos y Laicos para una Economía Justa, sostiene que las expresiones de Trump no van de acuerdo con los valores de país y ni los valores de Dios.

“Su política hacia inmigrantes tienen raíces de racismo e indiferencia, especialmente con nuestros hermanos de Haití y El Salvador, que huyen de situaciones de violencia", manifestó.

"Esperamos que el Congreso vea esta política del presidente hacia inmigrantes y por moralidad que no se alinean con sus políticas”, subrayó Torres.

Las contribuciones

Contrario a las valoraciones del mandatario, la coalición New American Economy (NEA) destaca en un reporte que las aportaciones de la comunidad inmigrante hacen fuerte a Estados Unidos.

Por ejemplo, el reporte de California destaca que más de 784,000 inmigrantes contaban con sus propios negocios y generaron en el 2014 más de $20 mil millones para la economía.

Otras cifras recalcan que los más de 10 millones de inmigrantes en California fueron responsables de crear y preservar más de 466 mil trabajos de manufactura.

Asimismo, enfatiza que entre el 2008 y el 2012 más del 70 por ciento de trabajadores del campo fueron inmigrantes.

Entretanto, otro reporte en Florida despunta que los inmigrantes latinos generan más de $11 mil millones de impuestos.

Además, dan a conocer que el 68 por ciento de la población inmigrante en este estado es mayor de edad, en comparación a solo el 48 por ciento de trabajadores de la misma edad que todavía labora.

En Nueva York, los inmigrantes no se quedan atrás con las contribuciones, los negocios de inmigrantes generaron más de 6 mil millones de dólares en el 2014.

Los políticos latinos arremeten contra Trump

Gil Cedillo, concejal de Los Ángeles, dijo que “los comentarios del presidente Trump sobre los inmigrantes no son sorprendentes, pero son inaceptables”.

“No creo que entienda la responsabilidad que tiene como líder de nuestra nación, ni entiende el poder de sus comentarios. Quiero que nuestra comunidad y todas las demás comunidades de inmigrantes de todo el mundo sepan que él no habla por todos nosotros", indicó.

A juicio de Cedillo, representante del Distrito 1 en donde la mayoría de los habitantes son inmigrantes y de origen centroamericano y mexicanos, las declaraciones del presidente deberían deslindarse.

"No representan a los Estados Unidos de América, que han elegido una y otra vez, extender nuestra mano a nuestros hermanos y hermanas inmigrantes, especialmente en tiempos de desastres naturales y catástrofes. Es suficiente, es hora de responsabilizar a este presidente por sus acciones y por la mala elección de sus palabras”, enfatizó el concejal.

De igual forma la supervisora del condado de Los Ángeles, Hilda Solís resalta ser orgullosa hija de inmigrantes de México y Nicaragua.

La funcionaria destacó que como Secretaria de Trabajo en la administración del presidente Barak Obama, se sentía orgullosa de trabajar "para un presidente que era abierto, respetuoso y dignificaba a los inmigrantes”.

“Los inmigrantes han venido a Estados Unidos huyendo de la opresión, en busca de una vida mejor. Algunos vinieron aquí encadenados. Todos ellos han enriquecido la cultura, la economía y la diversidad de nuestro país: trabajan aquí, pagan sus impuestos, sirven en nuestras fuerzas armadas, envían a sus hijos a la escuela y crean negocios y crean empleos”, agrega Solís.

Esas declaraciones del presidente, dijo la funcionaria, representan "el odio, el racismo y una falta fundamental de comprensión de la historia de nuestra nación. Trump claramente no comprende lo que significa ser estadounidense, ni tampoco aprecia las contribuciones esenciales hechas a esta nación por generaciones de inmigrantes trabajadores”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°