Entre el folclor y la asistencia legal, hondureños encuentran ayuda gratuita en L.A.

Entre el folclor y la asistencia legal, hondureños encuentran ayuda gratuita en L.A.

La asistencia en trámites migratorios y velar por los derechos de sus connacionales, son los propósitos que Leoncio Velásquez se trazó al crear la organización Hondureños Unidos en Los Ángeles (HULA), entidad que ahora también promueve la cultura y el folclor de esa nación.

Velásquez es originario de Tegucigalpa, Honduras y a los 20 años de edad dejó su país para radicarse en el Sur de California.

“Nosotros fuimos afectados por la convulsión de los países vecinos, en Honduras también habían bases militares estadounidenses y eran los inicios de la guerra en El Salvador”, explicó sobre el contexto de la migracion hondureña.

A principios de los ’80, un alto flujo migratorio se originó desde los países de Centroamérica a causa de los problemas sociales y económicos de la región, convirtiendo a Los Ángeles en la puerta de entrada a la Unión Americana.

“Nosotros comenzamos en las oficinas del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN) como grupo para defender a los hondureños de las deportaciones”, dijo Velásquez, aludiendo a la creación de la organización en enero de 1998.

En ese año, el huracán Mitch causó severos daños en Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador, lo que unió a las comunidades radicadas en el Sur de California para enviar ayuda a sus compatriotas.

“Con el apoyo de otras organizaciones se construyó un centro comunitario en el barrio Istoca, en el departamento de Choluteca, y se instaló una bomba de agua que hasta la actualidad ayuda a suplir de agua a más de 600 familias”, detalló.

A causa del Mitch, los hondureños recibieron el amparo del Estatus de Protección Temporal (TPS).

Desde entonces, HULA apoya a sus connacionales llenando a bajo costo los formularios que se envían al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS).

“Visitamos también a hondureños que están en cárceles y no tienen familiares. Hemos ido a Westminster, a San Luis Obispo y a Adelanto para dejar ropa, zapatos o dinero a personas que se van deportadas”, agregó sobre la labor humanitaria de la organización.

De igual manera, brindan apoyo a quienes requieren asistencia en citas de migración, lectura de cartas o intérpretes, servicios que muchos de sus connacionales solicitan a personas sin escrúpulos que los estafan.

“La asistencia migratoria es gratuita, y si se requiere, tenemos apoyo de abogados de migración”, indicó.

Agregó que “nosotros les decimos la verdad cuando se puede llevar el caso, porque hay quienes dejan con maldad a la comunidad desprotegida”.

“No hay remuneración por lo que hacemos, lo único que queda es la satisfacción de ayudar”, reflexionó.

En 2007, a petición de HULA, el consejo de la ciudad de Los Ángeles aprobó que el 3 de octubre sea declarado como el Día del Hondureño; en el 2008 lo proclamó el Condado de Los Ángeles y en el 2011 lo ratificó la Asamblea y el Senado estatal.

En esa misma dirección, fue creado en octubre de 2010 el ballet folclórico de la organización.

“Nosotros nos resistimos a ser absorbidos por ritmos de géneros que no sean autóctonos”, señaló Velásquez.

“Nos encantaría que se convierta en una escuela de baile, para no olvidar las raíces y costumbres de Honduras”.

Contacto HULA

Teléfono: 323-393-5796

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°