En alerta agencias del orden de L.A. ante el ataque terrorista perpetrado en Inglaterra

En alerta agencias del orden de L.A. ante el ataque terrorista perpetrado en Inglaterra

La consternación por los 22 muertos y más de 50 heridos en el concierto de la cantante Ariana Grande en Mánchester, Inglaterra, se propagó; en respuesta, habitantes y autoridades locales toman medidas preventivas debido a los grandes escenarios que podrían estar en la mira.

“El peligro siempre va a haber”, manifestó Lidia Vásquez, residente de Los Ángeles.  Pero con lo ocurrido ayer en el Manchester Arena, la inmigrante dijo que tomará sus precauciones.

“Muchas veces hay seguridad, pero no se está preparado para primeros auxilios o ante una evacuación en masas”, agregó.

En la ciudad de Los Ángeles, desfilan artistas por el Staples Center, Microsoft Theater, Dolby Theatre, Shrine Auditorium, The Greek Theatre, The Wiltern, The Hollywood Bowl y Walt Disney Concert Hall, entre otros escenarios que representan un blanco para un ataque terrorista.

Frank Preciado, sargento del Departamento de Policía de L.A. (LAPD), afirmó que el atentado ocurrido en Europa se puede evitar con el apoyo de la comunidad, por esa razón insiste en invitar a la población a reportar cualquier actividad sospechosa.

“Hagan notificaciones a los oficiales, si alguien dejó una mochila o una caja”, dijo el sargento en referencia a movimientos fuera de lo natural.

Las autoridades inglesas han identificado como principal sospechoso del atentado suicida a Salman Abedi, de 22 años de edad.

En casos como este, Preciado considera que si una persona conoce a alguien que está contemplando un ataque o escucha comentarios relacionados a una bomba, tiroteo o plan suicida, entonces “es cuando se debe llamar a la policía” para evitar una desgracia.

De acuerdo a expertos en seguridad, los métodos que utilizan los grupos terroristas van cambiando de forma permanente, por lo que escenarios de concentración masivas como iglesias, discotecas, estadios y auditorios se convierten en una amenaza.

A juicio de Juanita Navarro-Suárez, vocera del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles, el ataque perpetrado a la salida del concierto de la artista estadounidense sirve para reforzar las medidas de seguridad y reiterar el valor que tiene la colaboración del público.

“Le pedimos al público que es muy importante que se mantenga vigilante, que informe cualquier cosa o incidente potencial a su policía local”, subrayó, destacando que los alguaciles recorren los vecindarios las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

“Aunque no hay de veras amenazas específicas o creíbles recibidas en el área de Los Ángeles, nuestro personal mantiene un estado elevado de conciencia y permanece vigilante en la protección de nuestras comunidades”, abundó Navarro-Suárez.

La explosión en el Manchester Arena ocurrió cerca de la salida del recinto, cuando Grande ponía fin al concierto de su gira Dangerous Woman.

En el sur de California, el atentado terrorista más reciente se registró el 2 diciembre de 2015, cuando un hombre mató a 14 personas e hirió a más de 17 en el Centro Regional de Inland Empire, en la ciudad de San Bernardino.

Los autores del ataque fueron Syed Rizwan Farook, nacido en Illinois, y Tashfeen Malik, criada en Pakistán. Poco después del tiroteo, según las autoridades, Malik publicó una nota en Facebook prometiendo lealtad al Estado Islámico.

 

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°