"Yo vendí el boleto ganador del Powerball", dice empleado de 7 Eleven de Chino Hills (Video)

El ganador del Powerball vive en el sur de California

Tan pronto como la Lotería de California dio a conocer que los números 8, 27, 34, 4, 19 y el powerball 10 eran los números ganadores de 1,500 millones de dólares, del sorteo del miércoles por la noche,  cientos de personas empezaron a llegar hasta un 7 Eleven ubicado en la ciudad Chino Hills, donde se vendió el numero ganador.

El comercio está ubicado en el   4092 Chino Hills Parkway, en la ciudad de Chino Hills, una comunidad del condado de San Bernardino, ubicada a unas 40 millas al este de Los Ángeles. La tienda podría recibir hasta 1 millón de dólares por vender el boleto ganador.

“Estoy muy contento, porque yo vendí el número”, dijo entusiasmado y frente a decenas de sus clientes, M. Farooqui, empleado de la tienda, quien inicialmente se negaba a dar su nombre porque el propietario no estaba presente.

Los residentes de la ciudad, muchos de ellos, que hicieron largas filas para comprar un boleto de loteria en las semanas anteriores, llegaron hasta la tienda para felicitar a Farroqui, pero también para manifestar su entusiasmo de que en esta población haya caído el premio más grande jamás registrado en la historia de la loteria a nivel mundial.

Mientras las llamadas telefónicas se sucedían una tras otra, Farooqui, repartía sonrisas y abrazos a todos sus clientes. Aseguro que el ganador llamo por teléfono, pero no se identifico.

Las cámaras de televisión, de radio, helicópteros y público en general querían estar presentes en el lugar, tal vez para contagiarse un poco de la suerte o para conocer al nuevo millonario que ahora se sabía, vivía entre ellos.

Los rumores empezaron a correr de inmediato. Un usuario de Instagram, coloco en las redes sociales un boleto de lotería con los números ganadores. Afuera, donde la gente se arremolinaba, los vecinos gritaban porras a Chino Hills, y se decía que el ganador era un joven de 19 años de edad, que había asistido a las escuelas locales, y algunos aseguraban incluso que lo conocían. Nada de eso, sin embargo pudo ser comprobado.

De acuerdo a Farooqui, la tienda estuvo vendiendo alrededor de 5,000 dólares diarios en boletos de lotería durante los últimos días, y aseguro que tan solo el miércoles, horas antes del sortero vendió hasta 12,000 dólares.

“La gente había enloquecido”, dice Farooqui. “Estaban  comprando 200, 300 y hasta 4oo dólares en  boletos del Powerball”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
77°