Disputa y robo: padre e hijo culpables del asesinato de una mujer

Disputa y robo: Padre e hijo culpables del asesinato

Un juez de la Corte Superior de Pomona encuentró culpables a padre e hijo del asesinato de una mujer en Baldwin Park.

Juan Carlos Santana, de ahora 45 años de edad, enfrenta una sentencia de 40 años en prisión de por vida por los cargos de robo y asesinato de Patricia Sígala-Salva, ocurrido el 18 de octubre del 2014.

Asimismo, Andrés Santana, de 22 años, es encontrado culpable de ayudarle a su padre durante el crimen, y enfrenta hasta 12 años en prisión.   

Sígala-Salva, de 63 años de edad, le estuvo rentando una habitación a Deborah Curiel, la novia de Juan Carlos Santana, quien junto con su hijo habían estado viviendo en el lugar de forma temporal.

Una vez que Sígala-Salva se percató que le hacía falta dinero y joyas de su hogar, sacó a los tres de la casa, aseguró Sarah Ardelini, vocera de la Procuraduría del Condado de Los Ángeles.  

Como resultado, hubo una pelea donde Andrés alentó a su padre a matar a la arrendadora. Finalmente, Juan Carlos sacó un arma y le disparó a la mujer varias veces.

A pesar de huir del lugar del crimen, los tres fueron arrestados un día después.  

Deborah Curiel, de 47 años, también ha sido condenada por recibir bienes robados y actuar como cómplice, dijo Ardalani.

Juan Carlos tendrá su sentencia el 25 de octubre, mientras Andrés espera su castigo para el 19 de octubre. Entretanto, Curiel enfrenta concerá su condena 14 de septiembre.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°