Desplazamiento de jueces de inmigración acelera 2,700 casos, todavía quedan 630 mil pendientes

A pesar de que el envío de jueces de inmigración a la frontera está agilizando los casos de miles de inmigrantes, estos aún tienen mucho trabajo por hacer con el retraso de otros 630 mil casos en el archivo.

El Departamento de Justicia (DOJ) da a conocer las nuevas estadísticas, tras la orden ejecutiva del presidente Donald Trump del envío de más de 100 jueces a la frontera con México el pasado enero.

La asignación temporal tiene como meta acelerar el sistema actualmente sobrecargado.

Desde el desplazamiento de los jueces, que procedió a oficiarse en marzo, alrededor de 2,700 casos han sido procesados, anuncia el DOJ.

La Oficina Ejecutiva para la Revisión de Inmigración (EOIR), la cual administra el sistema de tribunales de inmigración, estimó que los jueces completaron aproximadamente un 21 por ciento de casos más que si hubieran permanecido en sus lugares de trabajo.

“EOIR está complacido con los resultados de la ola de jueces de inmigración a los centros de detención y el impacto potencial que tiene sobre el número de casos pendientes en todo el país", dijo James McHenry, director interino, en un comunicado.

“El Departamento de Justicia continuará identificando maneras en que puede mejorar aún más la productividad de los jueces de inmigración sin comprometer el debido proceso" de cada individuo, agregó McHenry.

A pesar de los esfuerzos, se estima que miles de personas no podrán saber qué pasará con sus casos hasta finales del 2019 o 2020.

Por ahora hay aproximadamente 329 jueces de inmigración en 58 cortes a nivel nacional, lo que significa que cada juez lleva los casos de 2,000 a 3,000 inmigrantes.

California y Texas cuentan con unos 100 mil casos en espera de resolución cada uno, la región de Los Ángeles con la mayoría de ellos con 51,972.

Para solucionar el problema, EOIR está pidiendo unos 500 millones de dólares en fondos para aumentar el número de jueces a 449.

Asimismo, se está solicitando la aprobación de 225 empleados adicionales, para que trabajen en hacer el papeleo de las cortes y el contrato de cientos de trabajadores para posiciones permanentes en lugar de temporales.

En una entrevista con HOY, el congresista Xavier Becerra dijo que los tribunales de inmigración han estado operando lo mejor que pueden con los recursos que se les han otorgado.

“A medida que cada vez más se acumulan los casos, el Congreso necesita intensificar y proporcionar una financiación adecuada. Los tribunales de inmigración en Los Ángeles enfrentan algunas de las tasas más altas de retraso en la nación”, sostuvo Becerra.

“Los tribunales sobrecargados son sólo otro ejemplo de cómo hay que actuar con urgencia para arreglar nuestro sistema roto de inmigración”, añadió.

Por su parte, la administración de Trump aún no ha dado a conocer un monto especifico para EOIR.

Sin embargo, la orden ejecutiva incluye el contrato de más jueces, abogados y el estudio de algún tipo de tecnología para que muchos de los juicios puedan realizarse a través de conferencias de video.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group