Descargó su arma contra tres jóvenes sin conocerlos y mató a uno; ofrecen $20,000 de recompensa por su arresto

A los 18 años de edad, su sueño era graduarse y estudiar fotografía. Sin embargo, la bala de un desconocido le quitó la vida a Óscar García.

Ahora, la junta de supervisores del Condado de Los Ángeles ofrece una recompensa de 20 mil dólares para la persona que pueda darles alguna pista, que permita el arresto y condena de asesino de García.

De acuerdo a los investigadores, el estudiante de Monrovia, se encontraba con dos amigos dentro de una cochera, en la cuadra 100 West Cypress Avenue.

A eso de las 11:30 de la noche, del 22 de abril anterior, un hombre caminó hacia la casa y apuntó un arma hacia los jóvenes.

Tras un intercambio verbal breve, el sujeto disparó varias veces para luego correr hacia un callejón atrás de la propiedad.

García, el segundo hijo de un total de seis, murió en el lugar mientras otro joven de 17 años de edad, cuyo nombre no fue dado a conocer, logró sobrevivir a las heridas de gravedad.

Una joven que estaba con ellos no sufrió heridas.

Los detectives creen que el sujeto puede vivir cerca del área donde ocurrió la balacera, ya que frecuentaba el lugar.

Al parecer, de acuerdo a las autoridades, el hombre habría tenido algún interés personal por alguna otra persona del lugar, pero no necesariamente por García o sus amistades.

“No creemos que las víctimas eran el blanco del asaltante, ya que no residían en el lugar, solamente la joven  a la que visitaban”, dice el teniente Joe Mendoza, del departamento del Sheriff de L.A.  

El motivo del ataque aún es un misterio para las autoridades, indica el teniente.

Guadalupe Castañeda, madre de García, sostiene que su hijo no tenía porqué morir de esa forma.

“Mi hijo siempre se interesaba por el bienestar de otros. No era una persona que buscaba problemas”, agregó Castañeda.

El joven de la preparatoria Canyon Oaks planeaba graduarse en junio y estudiar fotografía en Pasadena College, señaló su madre.

“Ninguna familia merece atravesar esta situación. El asesino anda suelto, le pedimos a la gente que nos ayude por favor, alguien sabe algo. No deben de tener miedo para hablar con las autoridades”, exhortó.

Castañeda describe a su hijo como un adolescente “excelente”, “amigable” y apasionado por patinar.

El sospechoso, entretanto, es descrito como latino de piel clara, entre los 20 y 25 años de edad. De acuerdo a los testigos, el sujeto mide unos seis pies de alto, tiene ojos cafés, cabello corto y barba en perilla (goatee).

Se le pide a la comunidad llamar al 323.890.5564 o Crime Stoppers al 800.222.8477.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group