Reporte

Deja huérfanos a dos niños tras ser asesinada por su esposo; Abuela pide ayuda

Siete meses después de casada, María Beltrán fue asesinada por su propio esposo en Commerce, California

Siete meses después de casada, María Beltrán fue asesinada por su propio esposo en la ciudad de Commerce, California. La señora de 41 años de edad deja huérfanos a dos menores de edad.

Ahora, Dalia Beltrán, madre de María, debe de hacerse cargo de los niños de 13 y 10 años de edad, y encima pagar el funeral de su hija.

La mañana del pasado 3 de agosto, justo antes de las 11:00 am, el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles acudió a una llamada de emergencias que alegaba un tiroteo.

Al llegar al 600 East Washington Boulevard, encontraron el cuerpo de María, quien había sido baleada por su esposo Gustavo Morentin Rosales, de 56 años de edad y quien también se quitó la vida con una bala, según el agente Armando Viera Junior.

Dalia relata que su hija había llegado a Estados Unidos de El Salvador hace dos años y había conocido a Morentin Rosales, originario de México, casi al mismo tiempo.

“Al principio el señor era bueno con la familia, nos hablaba, salía a pasear con mi hija, pero las cosas empezaron a cambiar cuando se casaron”, dice Dalia.

“Le prohibió a mi hija que se le acercara a su familia, ella nos dejó de hablar para evitar problemas; en los últimos cuatro meses no la dejaba salir, ella no trabajaba, la tenía prisionera en su casa, ni por teléfono podía hablar”, alega Dalia.

La señora relata que María tomó la decisión de divorciarse tras ver cómo el padrastro trataba mal a su hijo y cómo la niña también tenía que someterse a las mismas reglas de su madre.

“Un jueves antes de su muerte, ella durmió en mi casa porque le tenía miedo. Pero él le había llamado diciéndole que le quería dar 10 mil dólares para sus gastos. Yo le dije que no fuera y me fui a trabajar, pero estoy segura que de alguna forma la convenció y ahí ocurrió todo”, dice Dalia.

María también dejó dos hijos de 20 y 17 años huérfanos en El Salvador.

“Estamos desgarrados por la muerte de mi hija, y preocupados porque ahora tengo que hacerme cargo de mis nietos. Es una situación muy fea la que estamos viviendo”.

“María solo quería una mejor vida para sus hijos al llegar a este país”, agrega. “Ahora solo me quedan los niños… ellos están devastados”, dice Dalia.

“Ella fue una víctima más de la crueldad de la violencia doméstica. Esta triste tragedia ha convertido a mis cuatro nietecitos en huérfanos”, añade.

Morentin Rosales, originario de Colima, tenía cuatro hijos propios y cuatro nietos, se desempeñaba como supervisor de la compañía Precision Wire Products.

Amistades de la familia han abierto una página GoFundMe para enviar los restos de Maria a El Salvador y darle sepultura. Para contribuir visite https://www.gofundme.com/ultimo-adios-a-maria-berta

Cualquier persona con información puede comunicarse con la Oficina de Homicidios del Departamento del Alguacil del Condado de Los Ángeles al 323-890-5500.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°