Cuidado con la hepatitis A: ¿cómo saber si ha sido infectado?

Cuidado con la Hepatitis A: ¿Cómo saber si ha sido infectado?

Un brote de hepatitis A entre indigentes de Santa Cruz, San Diego y ahora en Los Ángeles y el condado de Orange, tiene a las autoridades de salud en alerta.

Sin embargo, la enfermedad no solamente se limita a las personas sin hogar, toda la comunidad sin la vacuna y la higiene está expuesta al virus, dicen los expertos.

La hepatitis A es una enfermedad hepática causada por el virus de la hepatitis.

“El virus se transmite principalmente cuando una persona que no está infectada y no está vacunada come o bebe algo contaminado por heces fecales de una persona infectada por ese virus”, dice Jorge Rodríguez, médico internista de Pfizer.

Aunque la hepatitis A no suele ser mortal, “esta puede provocar debilidad e insuficiencia hepática aguda, la cual sí está asociada a un alto riesgo de mortalidad porque el hígado sufre daños”, señala Rodríguez.

Sus causas

  • Comer o beber alimentos contaminados por heces con el virus. Las frutas, las verduras, los mariscos y el agua son fuentes comunes del virus de la hepatitis A.
  • Estar en contacto con las heces o la sangre de un enfermo con hepatitis A.
     
  • Una persona que no se lava las manos después de ir al baño puede transmitir el virus a un objeto o alimento.
  • Practicar el sexo anal u oral con una persona infectada.

La incubación y síntomas

El período de incubación del virus es de unos 15 a 30 días, por ello los síntomas aparecen hasta después de ese lapso, sostiene el doctor Rodríguez.

“Puedes sentirte como cuando te da un gripe. Aunque los síntomas son diferentes para muchas personas”, agrega.

Con más frecuencia, la persona sufre cansancio, náuseas, fiebre, pérdida del apetito, dolor de estómago y diarrea.

Algunas otras personas pueden presentar “oscurecimiento de la orina, excrementos de color claro y color amarillento de ojos y piel”, sostiene Rodríguez.

Si  la persona cree que ha sido infectado, es recomendable tratarse de inmediato.

En el hospital o clínica, el médico le debe hacer un análisis sanguíneo al paciente.

No obstante, es fácil prevenir la enfermedad simplemente con lavar las manos después de ir al baño, lavar bien las verduras y frutas que consume y obtener la vacuna que se administra en los bebés, los niños y los adultos.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°