Local

Compton, una ciudad en medio de una transición que pudiera ser inevitable

Los latinos en Compton llegan a las elecciones sedientos de un cambio, pero con poca participación electoral

Al caminar por las principales avenidas de Compton, es común encontrarse con negocios de nombres latinos o niños jugando futbol en las calles. Esta ciudad, que a partir de los ‘50 se fue convirtiendo en un bastión afroamericano, ahora vuelve a cambiar, y es dominada en población por una comunidad que habla español.

No obstante, y a pesar de ser mayoría por casi dos décadas, el crecimiento de la comunidad hispana no se ha equiparado con el poder político, y en ese aspecto siguen siendo minoría en el concilio; sin embargo, este 2 de junio, la oportunidad de elegir a su segundo representante vuelve a surgir.

La ciudad tendrá elecciones en dos vecindarios, y en el Distrito 1 hay un candidato con el nombre Richard Alatorre, quien está siendo impulsado por un grupo deseoso del cambio.

Opción latina

Alatorre es un joven de 33 años que durante mucho tiempo se ocupó de cortar carne y comprar verduras en el negocio familiar Alatorre Market, fundado en 1976 por sus abuelos paternos, oriundos de Jalisco, México.

“La gente me dice: ‘¿Qué estás haciendo en Compton? Es una ciudad terrible’”, comenta el candidato, preocupado por la imagen que se tiene de su localidad. Pero él afirma que se puede cambiar enfocándose en oportunidades para los jóvenes.

Apoyado por algunos miembros de la comunidad, este contratista de profesión y empleado de una compañía de electricidad señala que está preparado para relevar a la concejal afroamericana Janna Zurita, quien representa al área desde el 2011.

“No hay trabajos para los jóvenes, y por eso se meten a las pandillas”, plantea el aspirante latino. “Mira las calles que tenemos; están deterioradas y sucias. Así pasa siempre. Por lo menos, los últimos 15 años han estado así”.

Con la ayuda de voluntarios, desde que comenzó la campaña en enero ha estado recorriendo los vecindarios, tocando puertas y registrando votantes. Entre ellos participan, en su mayoría, jóvenes latinos y afroamericanos.

Candidata afroamericana

Janna Zurita, de profesión enfermera, tiene un largo historial de trabajo comunitario. Fue elegida concejal en junio de 2011, derrotando a Barbara Calhoun, titular que había estado en el puesto por ocho años.

Antes de lanzarse a la política, Zurita laboró en hospitales de Los Ángeles y del Condado de Orange, además de ser organizadora en el programa comunitario Meals on Wheels.

La titular y candidata viene de una familia con experiencia y trayectoria en la política local, ya que es la hija de Clarence Zurita, exadministrador público, y de Delores Zurita, exconcejal de Compton por dos términos.  

En su trayectoria en el concilio, Zurita destaca en su portal de internet que ha contribuido a reducir las tarifas del servicio de agua. Asimismo, agrega que apoya la seguridad pública, limpieza y seguridad en parques y vecindarios, servicios mejorados de calles y aceras, desarrollo de nuevos negocios y servicios para adultos mayores.

Participación electoral

En toda la ciudad existen cerca de 43,126 votantes registrados. En las elecciones del próximo 2 de junio están convocados 22,893 electores para nombrar a los concejales de los Distritos 1 y 4.

En el Distrito 1, donde busca un puesto el candidato latino, en los últimos años el ganador se ha impuesto con un promedio de 400 votos, a pesar de que son 12 mil electores registrados en esta jurisdicción y 3,900 de ellos son latinos.

“El reto principal es lograr alianzas con los afroamericanos”, manifiesta Roberto Carrillo, excandidato a concejal en el Distrito 2 en los comicios de 2013, “aunque al final todo depende de que la gente salga a votar”.

La empresaria Yosie Reynaga, por su parte, considera que la comunidad latina se motiva más cuando las elecciones municipales coinciden con las presidenciales; sin embargo, ella estima que elegir a un concejal tiene un impacto mayor a nivel local.

“Las elecciones locales son más importantes porque de allí depende lo bueno y lo malo que hay en nuestra comunidad”, asegura.

Yolanda López, activista, exhortó a la comunidad a salir a votar para generar cambios en los servicios municipales y educativos.

 “Los afroamericanos controlan el poder y no lo quieren dejar”, señala López.

“Nosotros nos quejamos y no nos atienden; los afroamericanos se quejan y a ellos sí los escuchan. Mientras no hagamos valer nuestro voto, las cosas no van a cambiar”, advierte la activista.

Transiciones

En 1963, durante la transformación de la ciudad de dominio blanco a afroamericano, Douglas Dollarhide se convirtió en el primer concejal de color de Compton y llegó a ser alcalde en 1969.

En esa década fue precisamente cuando también algunas familias latinas, principalmente de origen mexicano, empezaban a llegar a los vecindarios Willowbrook y 152. La familia de Pedro Pallán fue una de ellas, abriendo una de las primeras panadería en la avenida Rosecrans.

“Sólo existían dos tortillerías”, recuerda Pallán, con cierta nostalgia y asombro del cambio que ha tenido la comunidad.

Aunque a principios de los ‘90 el Censo de Población hablaba de 38,316 latinos (42.4%) y 48,570 afroamericanos (53.7%), Pallán se animó a postularse por un puesto en el concilio en 1991, pero no tuvo éxito.

Las décadas pasaron, y cada vez el cambio de la población afroamericana a latina fue más obvio en las calles, tiendas y escuelas; sin embargo, en cuanto a representación política, la historia ha sido diferente.

Actualmente, de cinco representantes en el concilio, sólo uno es latino, en una ciudad que alcanzó el 65% de población en el 2010.

 “Ahora somos la comunidad más grande, pero no tenemos representación equitativa”, cuestiona Pallán.

ELECCIONES EL 2 DE JUNIO

Candidato del Distrito 1
¿Richard Alatorre
¿Janna Zurita
Candidato del Distrito 4
¿Emma Sharif
¿Willie Jones

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
79°