Centro de recuperación busca evitar el abandono de pacientes sin hogar

Centro de recuperación busca evitar el abandono de pacientes en la calle

En un intento por evitar el abandono de pacientes luego de ser dados de alta, el Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles (DHS) inauguró un centro de recuperación justo a lado del Hospital Comunitario Martin Luther King.

El nuevo servicio alberga a las personas sin hogar y les proporciona vivienda provisional, comida y servicio de transporte durante seis semanas.

Asimismo, el centro ofrece diversos servicios de salud mental, asesoría médica para tratamiento de abuso de sustancias y guía para que los pacientes puedan buscan albergues de apoyo permanente.

“Muchos de estos pacientes sufren de múltiples enfermedades crónicas y deficiencias siquiátricas que solamente los obligarían a permanecer en el hospital porque no tienen otro lugar dónde ir”, dijo el supervisor Mark Ridley-Thomas durante la apertura.

El centro de recuperación les asegura a estas personas frágiles de salud que van a recibir el amor y cuidado delicado que necesitan para recuperar y mudarse a una vivienda apropiada”, dijo Ridley Thomas al mismo tiempo que recalcó que debe de haber un alto en el abandono de pacientes.

Se estima que el Recuperative Care Center, con 100 camas disponibles, podrá servir a alrededor de unos 600 pacientes anualmente, la gran mayoría indigentes.

Lamp Community, un grupo angelino que aboga en favor de las personas sin hogar y DHS operan una instalación de 38 camas similar en East Rancho Domínguez, pero esta nueva instalación es la única aledaña a un hospital.

Con un presupuesto de aproximadamente 3 millones de dólares, el centro de atención es atendido por las enfermeras registradas y un médico con licencia que sirve como director.

La instalación también tiene como objetivo ayudar a reducir los costos a largo plazo asociados con el cuidado de los pacientes sin hogar, ya que según información del condado, los gastos por costear hospitalizaciones de personas sin hogar llegan a los 70 millones anualmente.

Para algunos de los beneficiados, el centro es un lugar de esperanza.

James Tyiska, es uno de los primeros pacientes beneficiados del centro de recuperación que empezó a servir este 19 de enero.

“Más que ayudarme, este lugar me ha levantado el alma”, dijo Tyiska. “Puedo ver que va a ocurrir un cambio”, agregó.

Asimismo, Mitch Katz, director del DHS, dijo que la instalación “no solo va a restaurar la salud de los pacientes sino también su dignidad”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
75°