Una familia de Arkansas que fue picada por chinches en un hotel de Rancho Cucamonga recibió una compensación de $546,000 dólares

Una familia de Arkansas que fue picada por chinches en un hotel de Rancho Cucamonga recibió $546,000 dólares

Una familia de Arkansas que se quejó de las picaduras de chinches, también conocidas como insectos de cama (bed bugs), sufridas durante su estadía en un hotel de Rancho Cucamonga recibió $546,000 en compensación, una suma que, según el abogado, marca la mayor de las registradas en un juicio en su estilo.

Una corte superior del condado de San Bernardino otorgó por unanimidad este lunes daños por facturas médicas y sufrimiento emocional por las picaduras y erupciones que Martha, Alex y Marcus McKindra afirmaron haber sufrido durante una estancia, en 2013, en el Hilton Garden Inn Ontario/Rancho Cucamonga.

“Espero que este veredicto envíe un mensaje a toda la industria para que se aseguren de que las políticas, los procedimientos y el protocolo adecuados están vigentes, de modo que otra gente no se vea en peligro”, afirmó Brian Virag, letrado que representó a la familia.

Un hombre que se describió a sí mismo como el gerente general del Hilton Garden Inn pero se negó a proporcionar su nombre, declinó comentar en el caso alegando que no estaba a cargo del establecimiento cuando ocurrió el incidente, en 2013. El miércoles no fue posible contactar a un vocero de la franquicia, Hilton Worldwide.

Alex McKindra, de 63 años, coronel retirado del ejército, y su esposa, Martha, también de 63 años, se registraron en el hotel en marzo de 2013 junto con su hijo, Marcus, de 34, relató Virag. La familia estaba en el área para entregar un auto a Marcus, quien se desempeñaba en las reservas de la Base Aérea Vandenberg, cerca de Lompoc.

Pocas horas después de irse a la cama, los miembros de la familia despertaron con picaduras y erupciones, y exigieron otra habitación, aseguró el abogado. El hotel estaba lleno, así que se vieron obligados a trasladarse a otro establecimiento.

La demanda destacó que el gerente sabía de las chinches en la habitación, pero "no alertó, inspeccionó o avisó a los demandantes de la presencia de esta sucia infestación en las instalaciones".

Virag, un abogado de Encino que se autoconsidera la "autoridad máxima en litigios por chinches de cama", afirmó que su mayor caso en el tema antes del juicio McKindra fue uno de $463,000, para un cliente que fue atacado por chinches en un apartamento. El letrado resaltó que el problema está muy extendido en los hoteles. "Es inevitable cuando hay un constante recambio de gente en una habitación", explicó.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°