Regresan los fuertes vientos y el incendio Thomas continúa creciendo

Después de un breve respiro de las incesantes ráfagas que han avivado al mortal incendio de Thomas durante más de dos semanas, se espera que este día regresen los vientos, lo que se sumará a los desafíos que enfrentan los bomberos que trabajan para contener el gigantesco incendio.

El incendio, que comenzó cerca de Santa Paula cerca del Colegio Thomas el 4 de diciembre, había quemado hasta el martes 271,750 acres de terreno.

El incendio de Thomas está en camino de convertirse en el segundo incendio forestal más grande de California. Ahora es solo 161 acres más pequeño que el segundo incendio más grande registrado, el fuego Rush provocado por un rayo que quemó 271,911 acres en el condado de Lassen en 2012.

El fuego de Thomas ha sido contenido en un 50%, y los bomberos consideran que la contención total se logrará hasta el 8 de enero, según el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California.

Los bomberos han intentado aprovechar los vientos más débiles del lunes y parte del martes. El Departamento de Bomberos del Condado de Ventura informó el martes por la mañana que el lunes, había sido un día productivo, pero con cuatro transiciones de viento en las cumbres de las montañas.

Los meteorólogos pronostican la llegada de vientos dominantes de Santa Bárbara, que arrasan los cañones hacia la costa, a partir del miércoles por la tarde y el jueves por la mañana. Los vientos podrían crear condiciones de fuego graves en el sur del condado de Santa Bárbara.

 

Las ráfagas en el norte probablemente excedan las 40 mph, con ráfagas aisladas de hasta 60 mph, según el Servicio Meteorológico Nacional.

El fuego en el Condado de Santa Bárbara se verá afectado por los fuertes vientos el miércoles por la tarde y noche. Después los vientos se reanudarán en el condado de Ventura la noche del miércoles y el jueves por la mañana, dijo Joe Sirard, un meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Oxnard.

Mientras que los vientos aumentarán en el condado de Ventura, disminuirán en el condado de Santa Bárbara, dijo.

 

"Es un incendio muy grande, por lo que tenemos diferentes efectos del viento sobre diferentes partes del incendio", dijo Sirard.

También habrá alto peligro de incendios en el condado de Los Ángeles esta semana, dijo.

Los vientos deberían disminuir un poco el viernes, dijo Sirard, pero otra ronda volverá el sábado por la noche y el domingo.

Sirard dijo que el incendio de Thomas había quemado una remota estación meteorológica automática en las colinas de Montecito. Los instrumentos proporcionaban datos sobre la velocidad del viento, la temperatura del aire y del suelo, y la humedad.

Hubo actividad mínima de fuego durante la noche del lunes, lo que permitió que los bomberos fortalecieran sus líneas de contención, según Cal Fire. La vegetación en el área permanece críticamente seca, lo que representa un peligro especialmente grave cuando los vientos se aceleran.

Los bomberos "no terminaron" en el extremo sur de Montecito, donde el fuego puso en riesgo 1,300 hogares y dañó 15, dijo Rudy Evenson, portavoz del equipo de extinción de incendios de varias agencias.

El martes, los equipos estaban planeando quemar una sección del Bosque Nacional Los Padres en un intento de contener el fuego, dijo.

Se planeó también lanzar agua con helicópteros en un área cercana a Fillmore llamada Bear Heaven. La amenaza para la ciudad de Fillmore ha disminuido porque los bomberos pudieron completar una línea de control desde la ciudad hasta Devil's Gate, dijeron los bomberos.

En los lados norte y este del fuego, se está quemando una zona en el desierto llamada Matilija y Sespe y el fuego se dirige hacia el Santuario Sespe Cóndor, de acuerdo con Cal Fire.

A medida que el incendio esté mejor controlado, los departamentos de bomberos de otras jurisdicciones comenzarán a regresar a sus estaciones, dijo Evenson.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group