Otro hombre que se porta mal en Hollywood - esta vez, Harvey Weinstein. ¡Qué sorpresa!

Otro hombre que se porta mal en Hollywood - esta vez, Harvey Weinstein. ¡Qué sorpresa!

Hay tantas cosas acerca de las revelaciones Harvey Weinstein de acoso sexual que son tan angustiantes y familiares, que apenas sé por dónde empezar.

Pero déjeme intentarlo.

Weinstein es un magnate de la industria cinematográfica, casado, de 65 años de edad, que ha sido acusado de acosar sexualmente a mujeres que trabajan para él o han querido trabajar para él durante un período de casi tres décadas. Él es un hombre que puede hacer y deshacer carreras, cuyo poder a veces parece infinito, cuyo carácter es volcánico, y cuyo toque hábil ha dado lugar a numerosos Oscars.

Jodi Kantor y Meghan Twohey del New York Times  entrevistaron a empleadas y actrices de Weinstein que dijeron que el productor las invitó a sus lujosas habitaciones de hotel con el pretexto de hablar de trabajo, luego les pidió masajes desnudo, hizo avances físicos no deseados o pidió que lo miraran en la  ducha.

El acoso fue tan intenso y conocido entre el personal de sus compañías -Miramax, entonces conocida como Weinstein Co.- que las mujeres cuando necesitaban ir a verlo, iban con otra mujer para protegerse, según el New York Times. También era, si se cree en Twitter, un secreto a voces en Hollywood.

Weinstein ha negado las acusaciones y  dijo al New York Post que el New York Times está involucrado en una vendetta contra él.

Siempre he argumentado que el poder, particularmente en Hollywood, infantiliza. El éxito en Hollywood frecuentemente reduce a los adultos completamente maduros, al nivel de bebés narcisistas.

Los bebés no tienen autocontrol. Ellos gritan y lloran cuando se enojan. Sus necesidades se expresan sin inhibición alguna. La gratificación debe ser instantánea. Weinstein puede ser un talentoso cineasta. Pero también es sólo otro hombre-bebé más de Hollywood.

El comportamiento de Weinstein es también un excelente ejemplo de la hipocresía que es tan frecuente en Hollywood - y en la política, también.

El es un demócrata liberal que públicamente defiende los derechos de la mujer y el progreso profesional, pero las humilla y las explota en privado. El equivalente conservador es el militante contra el aborto que, en privado, insta a su amante a abortar un embarazo inconveniente o al cristiano "devoto" que deja a su esposa enferma para casarse con su amante.

Digan lo que quieran acerca de los acosadores de derecha, como Bill O'Reilly y el fallecido Roger Ailes, pero ambos cayeron de las alturas de Fox News tras revelaciones sobre el acoso sexual: Al menos sus víctimas recibieron sumas sustanciales por su sufrimiento.

El notoriamente estrecho círculo de Weinstein aparentemente también utilizo dinero para hacer que sus problemas desaparecieran. El New York Times documentó al menos ocho acuerdos de hostigamiento contra Weinstein, con insignificantes pagos de entre 80.000 y 150.000 dólares escondidos detrás de acuerdos de no divulgación.

Eso también es deprimente.

::

Después de que la historia se diera a conocer el jueves, el abogado de Weinstein amenazó con demandar al New York Times por difamación. Y sin embargo, el propio Weinstein pidió una disculpa por el "dolor" que ha causado.

"Llegué a la mayoría de edad en los años 60 y 70", dijo, "cuando todas las reglas sobre el comportamiento y los lugares de trabajo eran diferentes. Esa era la cultura entonces. Desde entonces he aprendido que eso no es una excusa.

Bueno, yo era creci en los años 70, y no recuerdo que estuviera bien desnudarse frente a las empleadas y pedir masajes. Incluso si era una práctica común en Hollywood cuando era joven. Culpar a la cultura es tan falso como explicar el racismo como un tema generacional.

Llamé a David Wexler, el psicólogo de San Diego que escribió "When Good Men Behave Mally", y me sorprendió cuando me dijo que pensaba que Weinstein tenía razón.

"Mientras él esté dispuesto a reconocer que este no es el único factor que contribuyó al patrón de comportamiento", dijo Wexler, quien es más perdonador que yo. "Creo que hay algo de valor al mirar las fuerzas sociales que lo formaron".

Weinstein, que se ha estado ausentando de su estudio homónimo, dijo que ha reclutado la ayuda de la abogada feminista Lisa Bloom, que "ha reunido a un equipo de personas" para "enseñarle". "Mi viaje será aprender sobre mí mismo", dijo, "y conquistar a mis demonios".

¿Para qué necesita un equipo que le ayude a entender que se aprovechó de sus subordinados? Es un trabajo para un psiquiatra, no de un puñado de feministas.

Es "un viejo dinosaurio que aprende nuevas formas", dijo Bloom en un comunicado que publicó en Twitter. Esa no es una excusa para el mal comportamiento sexual en el lugar de trabajo, incluso si, como escribió, "él disputa muchas de las acusaciones".

Bloom, hija de la icónica feminista abogada Gloria Allred, ha utilizado esa excusa para Donald Trump y O ' Reilly, cuyas acusadoras han sido representadas por ella.

De todos modos, ¿qué tipo de señal hace una declaración como la que envía a las víctimas, especialmente procedentes de un abogado que ha hecho su reputación luchando por los derechos de las mujeres?

Tal vez ella esté dispuesta a ayudar a Weinstein a cambiar sus costumbres porque tiene vínculos comerciales con él. Weinstein, junto con Jay-Z, está usando un libro que Bloom escribió sobre el caso de Trayvon Martin como material para una miniserie. Más poder para ella, pero esta es la naturaleza misma de Hollywood. Te corrompe antes de que te des cuenta que has sido corrompido.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°