Luego de la liberación de O.J. Simpson, las familias de sus víctimas renuevan esfuerzos para cobrar la indemnización por $33.5 millones de dólares

La liberación de O.J. Simpson de una prisión de Nevada, este domingo, renovará la iniciativa para cobrarle la suma por la cual, en 1997, un jurado civil lo consideró responsable por las muertes de su esposa y el amigo de ésta, afirmó un abogado de la familia.

La exleyenda del futbol americano fue puesta en libertad condicional por una condena de 2007 después de un robo a mano armada y secuestro, a las 12:08 a.m. del pasado domingo.

El abogado David Cook, quien representa al padre de Ron Goldman, le dijo a CNN que, desde el momento del juicio civil, los $33.5 millones de dólares que se le ordenó pagar a Simpson para las familias de las víctimas escalaron a cerca de $70 millones, con los intereses. También expresó que renovó el pleito en 2015, en $57 millones.

Simpson fue absuelto en 1995 por el asesinato de Goldman y de Nicole Brown Simpson, en un juicio penal seguido de cerca por todo el país y que reveló profundas tensiones raciales. Un jurado civil halló que había evidencias suficientes para responsabilizar al exdeportista por las muertes a puñaladas, pero sólo se cobró una fracción de la multimillonaria indemnización.

Simpson pasó nueve años en prisión por liderar a un grupo de hombres hacia un hotel y casino de Las Vegas, donde robaron recuerdos deportivos a punta de pistola. Una junta le concedió la libertad condicional en julio pasado, después de haber cumplido parte de su sentencia de 33 años, con crédito por buen comportamiento y por tomar clases en la cárcel.

El abogado de Simpson, Malcolm LaVergne, declaró a CNN que, hasta donde sabía, su cliente será jubilado y no tendrá activos para entregar a la familia de la víctima.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group