'Ha sido una noche infernal’ dicen desamparados expulsados del río Santa Ana

'Ha sido una noche infernal’ dicen desamparados expulsados del río Santa Ana

Lisa Weber se acomodó las gafas de montura roja en el puente de la nariz mientras reflexionaba sobre la mejor manera de sacar sus pertenencias del terreno que ha sido su hogar desde hace varios meses.

Sus ojos azules parecían mostrar un atisbo de esperanza que contrastaba con su expresión triste. Un amigo que vive en una tienda de campaña cercana la saludó.

'NO ME ASUSTAN PORQUE TENGO UN PLAN'

Regresará dormir en su Oldsmobile

Al igual que en otras partes de California, el Condado de Orange ha visto un aumento en su población sin hogar en los últimos años. Decenas de personas sin hogar que establecieron su campamento el año pasado en el tranquilo sendero que da al río Santa Ana en Fountain Valley sentían que habían encontrado un sitio seguro y mucha camaradería.

Sin embargo, a partir del viernes, agentes del sheriff del Condado de Orange comenzaron a desalojar diversos campamentos de personas sin hogar que se encuentran a lo largo del río, como parte de una campaña de represión provocada por las quejas de los residentes cercanos.

La situación subraya la tensión creada por la oleada de personas sin hogar en este condado suburbano, donde las autoridades retiraron los bancos en las paradas de autobús cerca de Disneyland después de las quejas de los comerciantes y donde un enorme campamento en el Centro Cívico de Santa Ana ha provocado un acalorado debate.

Muchas personas sin hogar ahora están luchando por encontrar un lugar a donde ir.

El condado planea cerrar permanentemente el lado oeste del canal de control de inundaciones del río Santa Ana entre la calle 17 en Santa Ana y la avenida Adams en Huntington Beach, mientras se prepara para comenzar el mantenimiento de la propiedad del distrito de control de inundaciones a lo largo del lecho del río, dijeron las autoridades. Esa área incluye el campamento de Fountain Valley.

 "Ya me estoy yendo", dijo Weber mientras miraba hacia la valla a la entrada del sendero del río en Edinger Avenue. "No tengo miedo porque tengo un plan, pero sé que a otras personas les preocupa mucho no saber a dónde ir".

Weber dijo que probablemente comenzará a dormir en su Oldsmobile, que recientemente compró por $ 100. El auto corre, dijo, pero no muy bien. Teme que eventualmente sea incautado debido a que no ha pagado la manutención de sus hijos desde hace varias décadas.

Pero ahora mismo, cree que es su mejor opción.

"MUY DILIGENTE Y RAZONABLE"

Salir antes de que comience la represión

Algunos en el campamento de Fountain Valley estaban empacando autos y cargando sus pertenencias en los carritos de supermercado. Otros recogieron bolsas de basura llenas de latas y botellas para llevar a los centros de reciclaje, con la esperanza de ganar un poco de dinero antes de partir.

La comunidad de tiendas de campaña y refugios improvisados se ha reducido en la última semana, dijeron sus residentes, pero algunos esperan hasta el último minuto posible para partir.

La portavoz del condado de Orange, Carrie Braun, dijo que el condado también comenzará a hacer cumplir más estrictamente las horas de acceso público a lo largo del camino del río. Personas en el área fuera del horario de 7 a.m. a 6 p.m. se considerarán en violación de las leyes estatales de propiedad y podrían ser multadas.

Se esperaba que los funcionarios comenzaran a aplicar esas leyes esta semana, pero no han emitido ninguna multa. En su lugar, han permitido que las personas que viven a lo largo del lecho del río, conozcan las reglas y les han pedido que se reubiquen, dijo Braun.

"El condado está siendo muy diligente y razonable en la forma en que resolveremos este problema", dijo. "Haremos todo lo posible para satisfacer las necesidades de la gente".

"NO ESTÁN DICIENDO A DONDE IR"

No hay opciones fáciles cuando el río se cierra

Sin embargo, las personas sin hogar y sus defensores dicen que el condado simplemente está posponiendo el problema de las personas sin hogar en lugar de resolverlo. Más de 4,700 personas sin hogar fueron identificadas durante un conteo en el Condado de Orange este año.

"No les dicen a dónde ir, solo que no pueden quedarse allí", dijo Mohammed Aly, un defensor de personas sin hogar que visitó el campamento para personas sin hogar en Fountain Valley.

Los defensores sostienen que los refugios en Santa Ana y Anaheim no tienen espacio suficiente para dar cabida a todos los que están desalojando del río. Los albergues, que típicamente están abiertos durante el invierno, ofrecen solo una solución temporal.

La Sra. Swartz, que vive en los condominios New Chase al lado del sendero en Fountain Valley, dijo que ella y sus vecinos son cautelosamente optimistas sobre el esfuerzo de desalojo que está haciendo el condado.

Residentes de Chase se han quejado ante el condado sobre el creciente número de personas sin hogar que se encuentran a solo unos metros de sus puertas. El uso de drogas, las peleas y los olores que emanan del campamento se han convertido en una molestia, dicen los residentes de los condominios.

"No va a ser fácil. Creo que puede haber algunos problemas para que la gente se vaya ", dijo Swartz. "El tiempo dirá".

Funcionarios del condado dijeron que tampoco esperan que todos los que viven en el camino del río salgan voluntariamente para el viernes. "Hay un entendimiento de que no va a suceder en un día", dijo Braun.

LOS DESALOJOS EMPEZARON

 Ha sido una noche infernal

El viernes, a las 6 am, el campamento a orillas del río estaba todo agitado, por las personas que se apresuraban a cargar camiones, autos, remolques y cestas para bicicletas con sus pertenencias. Algunos habían estado empacando y moviendo objetos toda la noche.

"Ha sido una noche infernal", dijo Kristin Bennett, que ha estado sin hogar durante dos años, mientras contemplaba su entorno la madrugada del viernes. "Pero creo que estaré bien. Lo he hecho muchas veces. Todo esto es solo cuestión de tiempo".

Funcionarios del condado de Orange llegaron al lecho del río alrededor de las 9 a.m. y comenzaron a decirle a la gente que era hora de irse. Las diligencias y los trabajadores sociales del condado visitaron cada tienda, sacudiendo ligeramente el material y anunciando su presencia.

Aquellos que se han visto obligados a abandonar el tramo del lecho del río en Fountain Valley dicen que planean ubicarse en otros campamentos en Anaheim o salir a las calles de la ciudad. Los funcionarios del condado ofrecieron guardar sus pertenencias que no pudieran llevarse. Los artículos se pueden almacenar por hasta 90 días.

Orange County Animal Care también ha ofrecido adoptar a las mascotas sin hogar sin cargo alguno si sus dueños quieren permanecer en el refugio de Santa Ana, que no permite el ingreso de animales.

La policía dijo que no planeaban sacar por la fuerza a nadie del sendero del río. En los próximos días, las autoridades comenzarán a emitir citaciones para cualquier persona que siga en el lugar. Las autoridades dijeron que esperan que en los próximos tres días todos se hayan ido.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°