El problema con los hombres en Hollywood podría ser una cuestión matemática

El problema con los hombres en Hollywood podría ser una cuestión matemática

A pesar de todas las preocupaciones acerca de qué fue lo que posibilitó el mal comportamiento del productor Harvey Weinstein durante décadas, la respuesta probablemente radique en los números.

Matemáticamente, Hollywood tiene un problema de hombres.

Los varones dominan abrumadoramente casi todos los sectores de la industria, desde los platós de cine hasta las suites corporativas. De las 100 películas de mayor recaudación estrenadas el año pasado, sólo cinco fueron dirigidas por mujeres, conforme un estudio de la Annenberg School for Communication and Journalism, de la Universidad del Sur de California (USC). Los hombres recibieron casi el 87% de los créditos de escritura de guiones, según el informe, y el 79% de los productores también fueron varones.

Y ello no ocurre sólo en el cine. Los hombres crearon las tres cuartas partes de los programas de televisión que se emitieron durante la temporada 2014-2015, descubrió también la USC. De los 1,550 puestos ejecutivos existentes en las principales compañías de entretenimiento, los varones ocuparon más del 60% de ellos y el 80% de los roles con mayor poder. 

En ese sentido, una gran cantidad de informes, titulares negativos y programas de diversidad han hecho poco para cambiar las estadísticas desequilibradas. "Hollywood es un gran club de chicos blancos", afirmó Jennifer Warren, presidenta de la Alianza de Mujeres Directivas y ex actriz  y directora. "¿Por qué querrían cambiar eso? No les conviene".

A raíz del escándalo de Weinstein, sin embargo, la conversación ha pasado de los problemas de oportunidad y paridad al abuso.

Para las mujeres que intentan triunfar en una industria altamente competitiva, tolerar largas horas, comentarios obscenos y comportamientos inapropiados ha sido durante mucho tiempo parte del trabajo. El acoso a menudo es apreciado en Hollywood, y las mujeres desde hace tiempo carecen de influencia para enfrentarse a sus jefes masculinos, poderosos productores y responsables de equipos de realizadores.

"Cuando comencé en este negocio, en mis 20 años, había una sensación generalizada de que los hombres ricos y poderosos en cualquier negocio podían hacer lo que querían, y así era el tema", recordó la productora cinematográfica Christine Vachon, de 54 años, cuyos créditos incluyen "Carol", "Still Alice" y "Boys Don’t Cry". “Era un hecho en nuestras vidas".

Desde que el New York Times y la revista New Yorker detallaron por primera vez las acusaciones de acoso sexual contra Weinstein, más de 50 mujeres han denunciado conductas inapropiadas, incluidas violaciones y otros actos sexuales forzados. La policía en Los Ángeles, Londres y Nueva York ha abierto investigaciones.

Su caída desencadenó una ola de acusaciones contra otros poderosos. Más de 300 mujeres se quejaron ante Los Angeles Times sobre presuntas conductas lascivas del guionista y director James Toback. Amazon Studios, con sede en Santa Mónica, depuso este mes a su jefe de estudio, Roy Price, ante las acusaciones de que hizo avances sexuales director en 2015 a la productora de un programa de alto perfil.

El canal infantil de Viacom, Nickelodeon, despidió rápidamente al creador de una de sus caricaturas más populares, y NBC News suspendió el jueves pasado al periodista Mark Halperin luego de que numerosas mujeres dijeran que las acosaba sexualmente.

Muchas víctimas afirmaron que tuvieron miedo de hablar antes porque les preocupaba que ello dañara sus carreras, o creían que sus quejas no serían tomadas en serio. De hecho, Weinstein Co. y Amazon conocían algunas denuncias, pero tomaron pocas medidas contra los ejecutivos hasta que estalló el escándalo.

Una actitud indulgente de “así son los hombres”, o “charla de vestuario”, excusó por mucho tiempo a los varones más conocidos como "mujeriegos", y la escasez de mujeres en puestos de autoridad exacerbó el problema.

"Desde lo más alto hay un desequilibrio", aseguró Cathy Schulman, productora de cine ganadora del Oscar ("Crash") y presidenta de Women in Film. "Esa situación permite que aumenten los sesgos, y de ellos se llega al prejuicio, y a partir de estos crece la discriminación”.

Este mes, más de 200 animadoras enviaron una carta abierta a los principales estudios, en la cual afirmaron que el hostigamiento es generalizado y que "este abuso debe llegar a su fin”. “Pese a que más mujeres ingresaron a la fuerza laboral de la animación, parece que algunos varones no han aceptado este cambio", escribieron. "Todavía hacen frecuentes comentarios sexuales groseros que dejan en claro que no somos bienvenidas en sus equipos”.

Las mujeres representan sólo el 23% de los 3,395 miembros del Gremio de Animación.

Hace dos años, la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los EE.UU. inició una investigación sobre las prácticas de contratación de Hollywood, principalmente ante la difícil situación de las directoras. La indagación fue impulsada por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), que instó a las agencias gubernamentales a explorar el desequilibrio de género documentado en los informes de la USC y el Gremio de Directores de los EE.UU.

Un vocero de la comisión se negó a discutir el asunto, citando leyes de confidencialidad. Pero la revisión a las filas de los gremios de Hollywood subraya un desequilibrio generalizado:

  • En la organización más grande, SAG-AFTRA, que representa a actores, otros artistas y personalidades de radio y televisión, las mujeres representan el 42% de los 160,000 miembros del sindicato.
  • En el Gremio de Directores, que posee 16,000 miembros, las mujeres representan sólo el 15.1% de los directores y el 23.4% de los equipos de dirección, que incluyen asistentes de directores y directores de escena.
  • En el Gremio de Guionistas - Oeste, de 9,000 miembros, dentro del grupo que incluye a los showrunners de televisión, que llevan al aire los programas, las mujeres representan sólo el 25% (por el contrario, ellas representan alrededor del 60% de la audiencia para programas guionados en horario estelar).
  • Sólo el 19% de los 4,500 miembros de Teamsters Local 399, que representa a los directores de casting, encargados de locaciones y encargados de animales, son mujeres.

El problema se extiende a los directores de fotografía, producción de audio y música, composición musical y otros aspectos técnicos de la industria.

"A las mujeres se les permitía ser guionistas, editoras, supervisoras de guiones; cosas con papel o donde estuvieran encerradas en una habitación", afirmó Mary Harron, directora de "Alias Grace", “I Shot Andy Warhol" y "American Psycho". "Pero el set era masculino. Creo que es un prejuicio inconsciente, que cuando tratas con una máquina, debes ser un varón”.

El Gremio de Directores de Fotografía se negó a publicar estadísticas de género. "Este no es un problema que pueda solucionarse desde abajo", manifestó Schulman.

El Gremio de Productores de los EE.UU. es el más cercano a la paridad de género, y las mujeres allí representan el 47% de sus 8,100 miembros. Los productores generalmente colaboran en grupo, arman proyectos y resuelven problemas -todas habilidades estimuladas en las mujeres-. Los varones también han sido más acogedores con sus contrapartes femeninas en estos círculos. "Estamos tan acostumbradas a ver el punto de vista masculino, incluso para las historias de mujeres", afirmó Warren.

 

 

En las películas, se crean usualmente papeles para hombres mayores, pero no para mujeres mayores. Entre los mejores largometrajes de 2016, USC descubrió que sólo una cuarta parte de los personajes mayores de 40 años eran mujeres. Amazon Studios canceló el año pasado un drama feminista, "Good Girls Revolt", acerca de un grupo de mujeres periodistas que luchan por la igualdad en el lugar de trabajo. Y durante dos años consecutivos, CBS no contó con una comedia o un drama con protagonista femenina.

Reed Morano, directora del drama ganador de un Emmy "The Handmaid's Tale", de Hulu, resaltó que quienes toman las decisiones tienden a encasillar a las realizadoras quienes pueden dirigir comedias románticas y ligeras. "Las mujeres pueden hacer cualquiera de los géneros", expuso Morano. "Es sólo que el sistema, por la forma en que está configurado, tiene falta de confianza".

Eso significa que el grupo de creadores con experiencia y exitosos es pequeño, y está lleno de hombres.

"Todos somos cómplices de la situación actual", reflexionó Dana Walden, presidenta y directora ejecutiva de Fox Television Group, a cargo de la cadena de televisión y del estudio 20th Century Fox Television.

Por supuesto, ha habido avances. Kathryn Bigelow se convirtió en la primera mujer en ganar un Oscar en 2010 por su dirección de "The Hurt Locker". Con su película “Selma" (2014), Ava DuVernay fue la primera mujer afroamericana en dirigir un film nominado al mismo galardón. Patty Jenkins, quien luchó durante una década para hacer un segundo largometraje después de "Monster", dirigió el mayor éxito de este verano en la taquilla de Estados Unidos, "Wonder Woman", que cosechó $412 millones.

Se han logrado grandes avances en la televisión, donde la llegada de servicios de transmisión a demanda y más contenidos originales han creado más oportunidades. Los shows enfocados en temáticas femeninas "The Handmaid's Tale" y "Big Little Lies" barrieron con los más recientes Emmy, una ceremonia que durante años había sido dominada por dramas de antihéroes masculinos como "The Sopranos" y "Breaking Bad”.

"Las cosas están cambiando", expresó Walden, la ejecutiva de Fox. "Los estudios sí quieren contratar más mujeres. Si sólo se lo ve como algo políticamente correcto, nunca ocurrirá. Pero si se reconoce que es un buen negocio, las cosas sucederán bastante rápido".

Después de dos años de ser ridiculizada en las redes sociales con el hashtag #OscarsSoWhite (#OscarsTanBlancos), la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS) comenzó a dar la bienvenida a más mujeres y minorías en sus filas.

Desde 2015, justo antes de que la institución lanzara su iniciativa de duplicar el número de mujeres y minorías en su membresía, el porcentaje femenino había aumentado del 25% al 28%. En tanto, el de personas de color es del 13%, en comparación con el 8% anterior. Ahora, 21 de los 54 miembros de la junta de gobernadores de la Academia son mujeres, al igual que su presidenta ejecutiva, Dawn Hudson.

Los líderes de la Academia también expulsaron rápidamente a Weinstein de la entidad, que otorga los Oscar. “Hay que cambiar toda la cultura y hacerla más diversa, tanto en términos raciales como de género", advirtió Harron, la directora.

El estudio sobre la diversidad de la USC recomendó que las compañías cuenten con listas más extensas de mujeres para contratar como directoras y para otras funciones detrás de escena; otras áreas de la industria, las escuelas de cine y los festivales también deberían establecer puntos de referencia para la inclusión.

El informe agrega que los guionistas deben hacer el esfuerzo de agregar cinco roles femeninos a cada película, y que las estrellas más destacadas, así como los guionistas, directores y productores de primer nivel -con poder de negociación- deberían incorporar cláusulas de equidad a sus contratos.

En los últimos dos años, compañías como Fox, CBS, NBC y Universal Pictures incrementaron sus programas de tutoría. Los productores de televisión de alto perfil DuVernay, Ryan Murphy y Melissa Rosenberg utilizaron su influencia para crear oportunidades para las directoras en sus shows, que incluyen "Feud", "Queen Sugar" y "Jessica Jones" de Marvel.

"Tenemos mucho por hacer, y deberemos trabajar más duro", advirtió la actriz Angelina Jolie, quien también es productora y directora. "Pero creo que si, nos apoyamos mutuamente, las mujeres avanzaremos en este negocio”.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°