El calor y el viento acortaron el día de clases para alumnos de Santa Mónica y Malibu

El calor y el viento acortaron el día de clases para alumnos de Santa Mónica y Malibu

Como consecuencia del calor y los fuertes vientos, el Distrito Escolar Santa Monica-Malibu dio a los estudiantes este martes la opción de salir más temprano de sus clases.
El martes se utilizó el horario de “día mínimo”, lo cual significa que la mayoría de las escuelas terminaron las clases entre el mediodía y la 1 p.m., y sirvieron el almuerzo más temprano.
Los Ángeles registró un récord de calor esta semana y el Servicio Meteorológico Nacional emitió un aviso de vientos fuertes entre el lunes y miércoles en los condados de L.A y Ventura.
No todos los salones de clase de las 16 escuelas de Santa Mónica-Malibu cuentan con aire acondicionado; el distrito está en medio de un plan de instalación de estos equipos. "Estamos abordando este problema con urgencia”, escribió el superintendente Ben Drati en la nota que envió a los padres de familia para informarles sobre el clima.
En los días más calurosos, los maestros sienten que no es seguro dar clases sin la brisa costera que sopla a través de ventanas abiertas, aunque también es peligroso abrirlas cuando los vientos son intensos.
Algunas escuelas se encuentran en construcción y los vientos pueden dificultar la respiración. “Vuelan escombros y polvo por todas partes”, señaló la vocera del distrito, Gail Pinsker. “Abrir las ventanas representa una preocupación para la salud”.
Las escuelas consiguen dinero del estado conforme a sus cifras diarias de asistencia. Pinsker resaltó que no está claro si los cambios en la programación de esta semana afectarían los ingresos del distrito. "En este momento la salud de nuestros estudiantes es la prioridad máxima", aseguró. El distrito, expresó Pinsker, en última instancia podría pedir al estado una financiación de emergencia.
El Distrito Escolar Unificado de los Ángeles (LAUSD) confirmó a través de un portavoz que no tenía planeado ningún cierre escolar. El personal escolar recibió boletines de seguridad sobre las condiciones climáticas de esta semana y se les aconsejó mantener alejados a los alumnos de lugares donde las ramas de los árboles u otros objetos pudieran volar como consecuencia de los fuertes vientos.

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en ingles, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°