Asciende a 40 el número de muertos mientras los bomberos siguen luchando contra los incendios en el norte de California

Asciende a 40 el número de muertos mientras los bomberos siguen luchando contra los incendios en California

Mientras que el número de muertos aumentó a 40, ciewntos de  bomberos luchaban hoy sábado para tratar de contener  varios incendios que han devastado el norte de California durante casi una semana.

Los fuertes vientos comenzaron de la noche a la mañana en la región central del Valle de Napa, provocando algunos incendios que se propagaron y desencadenaron evacuaciones en Sonoma y otros lugares cercanos, dijeron las autoridades.

Los bomberos temían que los vientos pronosticados para el sábado fueran similares a los que avivaron las primeras llamas el 8 de octubre y que desde entonces, han generado más de 15 incendios que han quemado 220,000 acres, destruido unas 5,700 estructuras y causado al menos 40 muertes.

A pesar de la baja humedad y las advertencias en toda la región, los vientos parecieron amainar el sábado por la tarde, ayudando a los bomberos que han estado luchando contra el fuego las 24 horas del día, dijeron las autoridades.

Los portavoces de bomberos advirtieron que la mayor amenaza sigue siendo la baja humedad, ya que el aire seco transforma la hierba seca  en combustible.

"Se han secado las montañas", dijo Steve Anderson,  del servicio meteorológico nacional. "Todavía va a seguir muy seco por la noche".

Se espera que los vientos del norte, similares a los vientos de Santa Ana del sur de California, se muevan a través de la región a aproximadamente 15 mph durante la noche con ráfagas de 25 mph, dijo. Se espera también que las temperaturas bajen a los 40 grados durante la noche.

Más de 10,000 bomberos de California y otros estados están luchando contra los incendios en el norte de California, dijo Dave Teter, del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California, y las autoridades están preparando más cuadrillas en el sur de California, donde ya hay advertencia de incendios por la baja humedad y los fuertes vientos.

Los esfuerzos de extinción de incendios incluyen 880 bomberos, 134 bulldozers, 224 cuadrillas manuales y 138 transportadores de agua, dijo Teter. En las primeras horas del sábado, 14 helicópteros estaban en el aire dejando caer grandes cantidades de agua.

 

Durante la noche de fuertes vientos, el Nuns Fire había quemo 46,000 acres en el condado de Sonoma, amenazando las afueras de la ciudad de Sonoma y el vecindario de Oakmont en Santa Rosa. Aunque el incendio estaba contenido en un 10%, ya había destruido algunos edificios en la ciudad de Sonoma.

Los bomberos estaban descansando en Healdsburg el sábado por la mañana cuando recibieron la llamada alrededor de las 3:30 a.m. . Diciéndoles: Vayan al vecindario Oakmont en Santa Rosa.

Los fuertes vientos habían dirigido las llamas del Nuns Fire hacia la ciudad, que ya había sido devastada por el incendio de Tubbs a principios de semana. Otra rama del incendio se dirigía hacia la ciudad de Sonoma.

Cuando llegaron los bomberos, la policía estaba ayudando a evacuar el área.

"No creo haber visto nunca tantos códigos de coches de emergencia", dijo el vocero de CalFire Jeff Allen, lo que significa que estaban encendiendo las luces y haciendo sonar las sirenas.

Los bomberos trataron de contener las llamas  con mangueras y palas. Cuando salió el sol, los camiones cisterna y los helicópteros empezaron a arrojar agua. Las excavadoras hacen zanjas para para retrasar el avance del incendio.

Los bomberos recibiueron un poco de ayuda del clima cuando los vientos comenzaron a disminuir hacia la mañana.

Las zonas altas permanecieron cubiertas de humo el sábado por la mañana mientras los helicópteros giraban en círculos. Los destellos de las llamas se podían ver desde la carretera.

Una rama del Nuns Fire, que se encendió el sábado temprano cuando una línea eléctrica caída tocó la rama de un árbol, ha crecido de 300 a más de 400 acres en varias horas cerca de Oakmont, dijo el sábado Steve Crawford, jefe de la sección de operaciones de Cal Fire. Las llamas estaban empujando hacia el este, y muy cerca de la autopista 12, dijo.

Los bomberos también están trabajando para evitar que las llamas lleguen a las afueras de Sonoma. El viento "nos ha golpeado bastante fuerte”, dijo Crawford. Los vientos también han impedido que algunos camiones cisterna lancen agua a las llamas cerca de Santa Elena, dijo Crawford.

Veintidós personas murieron en el incendio de Tubbs en el condado de Sonoma, ocho en el condado de Mendocino, cuatro en el condado de Yuba y seis en el condado de Napa.

Funcionarios del condado de Napa identificaron a dos nuevas víctimas del incendio del Atlas como George Chaney, de 89 años y Edward Stone, de 79 años. Gran parte de su vecindario se redujo a escombros después de que el incendio del Atlas quemara 50.403 acres. El fuego, que continua amenazando a unas 5,000 viviendas, estaba contenido en un 48% el sábado por la noche.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
85°